El Papa Francisco llegó al corazón de la crisis de los refugiados de Europa éste mismo sábado, justo cuando se declaró que los líderes políticos van poner fin a los conflictos de Oriente Medio, los cuales están alimentando el éxodo caótico de los migrantes. El papa desprendía una muy buena simpatía profunda hacia los refugiados en frente suya, en éste momento en el cual las actitudes europeas se están endureciendo en contra de los pobres refugiados.

Para reforzar su punto de vista, Francisco trajo a 12 refugiados musulmanes directamente desde #Siria, entre ellos había 6 niños pequeños, y se los llevó de regreso a Roma junto a él a bordo de su avión privado.

Anuncios
Anuncios

El #Vaticano dijo que el grupo de éstos refugiados estaba formado por tres familias distintas, cuyos hogares habían sido destruidos por los bombardeos.

“Hemos venido a llamar la atención del mundo a esta grave crisis humanitaria y para abogar por su resolución”, dijo el Papa durante aquella visita para almorzar en campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, donde fue acompañado por los líderes de las iglesias cristianas ortodoxas de Oriente.

"Como personas de fe, queremos unir nuestras voces para hablar en su nombre", continuó con su charla el Papa Francisco. "Esperamos que el mundo preste atención a estas escenas de la necesidad trágica y el hecho de estar desesperados, y responder de una manera digna de nuestra humanidad, la cual tenemos en común."

Durante su visita de febrero en México, Francisco oraba debajo de una gran cruz erigida en Ciudad Juárez, a sólo pasos de la frontera de México con Estados Unidos, y luego celebró la misa en las inmediaciones donde habló sobre los inmigrantes. Para llegar a Grecia, Francisco se volvió a colocar  la difícil situación de los migrantes en el centro de su papado.

Anuncios

Su primer viaje papal en 2013 fue a la isla italiana de Lampedusa, para llamar la atención a los refugiados que llegaban allí desde Libia, o se ahogan antes de llegar a la orilla.

Al aterrizar en Lesbos el sábado, el Papa tuvo una breve reunión privada con el primer ministro de Grecia.