La confianza, como el arte, nunca proviene de tener todas las respuestas, sino de estar abierto a todas las preguntas.

Earl Gray Stevens.

Cómo podemos notar en lo que va a ser ya la primer semana de que saliera a la luz lo que ya conocemos como la mayor filtración de documentos y un éxito en la investigación periodística, con el llamado “panamá papers” o los llamados papeles de panamá, muchos personajes de la vida política, económica, social, del espectáculo y deportes; se han visto, en la penosa necesidad de verse exhibidos, por efectos directos e indirectos de los resultados y/o evidencias que arrojan los documentos.

Tal es el caso, entre tantos, del primer ministro del Reino Unido, David Cameron.

Anuncios
Anuncios

En el caso particular de él, el asunto, según se observa en el comportamiento mediático, se ha volcado a la parte política, en mayor peso. Por supuesto que existe el aspecto jurídico o legal y otros efectos, sin embargo, lo que más ha impactado en su vida privada y profesional es el costo político. Y ese costo negativo ha sido, habrá que decirlo, por no diseñar una estrategia adecuada, prudente y congruente en sus respuestas y acciones.

El origen de la problemática que vamos a revisar proviene del hecho mismo de que no ha sabido manejar con cautela y total honestidad el tema de la presión en la que se ha visto involucrado por lo referente al patrimonio familiar. Sobre todo en lo relacionado al tema de las estrategias empresariales y financieras de su señor padre que ya se encuentra fallecido.

Anuncios

Eso lo ha molestado tal y como él lo ha expresado a la prensa misma.

Si bien es cierto, ha reconocido fallos en el manejo de sus asuntos financieros, y subraya mucho el término de “fallo” y no una intención con dolo, además de aceptar dicha situación, ha señalado que hará pública una declaración ante las autoridades correspondientes de sus operaciones financieras realizadas en los anteriores años. Todo esto con la finalidad de mostrar a la ciudadanía que él siempre ha sido transparente.

A pesar de reconocer y tratar de dar respuesta inmediata a lo sucedido, como señalé anteriormente, el costo político ha sido alto y en su contra. Para empezar, la oposición liderada por el partido laborista, lo ha señalado de irresponsablemente traicionar la confianza de los actores políticos y el electorado. Además de que piden como acción inmediata que en un inicio explique al parlamento el próximo viernes de esta situación. #Gobierno #Crisis #Manifestación