La Guardia Civil, además de varias unidades de las Comandancia de Cádiz y Granada, han detenido a dos personas que podrían estar vinculadas con Daesh. Un marroquí y una española, residentes en Granada, que mantienen una relación sentimental, pretendían viajar a Marruecos para incorporarse, posteriormente, al #Estado Islámico. La pareja, quería trasladarse allí, junto con su hijo que era menor de edad. 

Varios minutos más tarde al momento de la detención, el Ministerio del Interior ha lanzado un comunicado en el que se explicaban todos los detalles de la operación. El escrito, ha esclarecido, que los arrestos se han llevado a cabo bajo el mandato del Juzgado Central de Instrucción número 2 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Gracias a la detención, han podido descubrir que ambos pretendían viajar a su destino acompañados de su hijo, menor, para el que ya han sido adoptadas las medidas pertinentes de protección, debido a su corta edad.

Anuncios
Anuncios

Desde hace varios meses, un grupo de la Guardia Civil, investigaba a varias personas por su presunta relación con el Estado Islámico. Entre ellos, se encuentran los detenidos y, además, otros que ya pertenecían al grupo terrorista desde hace tiempo. Las búsquedas, han permitido saber de la existencia de varios actos de terroristas de suicidas, en #Siria. Todo parece indicar que, desde allí, varios de los reclutadores de Daesh, trataban de convencer a algunos grupos para que se adhirieran a la organización terrorista desde sus territorios de origen. 

La razón principal del viaje que quería emprender la pareja, sería el fallecimiento del hermano del marroquí detenido. Su muerte llegó, supuestamente, en uno de los atentados realizados por el Estado Islámico y eso habría provocado la inmediata marcha hacia el país del norte de Africa.

Anuncios

Ya son 18 las detenciones por #Terrorismo en lo que va de año.

Los investigadores del caso, están procediendo en estos momentos a registrar la vivienda de las dos personas. Además, se están analizando todos los objetos requisados por las fuerzas de seguridad para intentar averiguar su vínculo con Daesh.