Este martes ha dimitido el primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson (Reikiavik, 1975) por su vinculación con los "Papeles de Panamá", a unas horas de solicitar al presidente la disolución del parlamento. El jefe de gobierno confirmó su salida tras reunirse con parlamentarios de su partido. Pese a su dimisión, seguirá a la cabeza del Partido Progresista islandés. La oposición en tanto, ha solicitado celebrar elecciones anticipadas.

El actual ministro de Agricultura, Sigurour Ingi Johannsson se ha postulado públicamente como nuevo Primer Ministro, aunque la decisión final depende en gran medida de lo que determine el socio de la actual coalición gobernante Partido por la Independencia.

Anuncios
Anuncios

Los documentos del estudio de abogados panameño Mossack Fonseca han revelado que Sigmundur David Gunnlaugsson y su mujer Anna Sigurlaug Palsdottir realizaron inversiones en bancos islandeses a través de paraísos fiscales. La firma "offshore" de su mujer es acreedora de los bancos nacionalizados durante la crisis. Ambos registraron la empresa Wintris Inc., en octubre de 2007 en la isla de Tortola, en las Islas Vírgenes Británicas, a través de la filial luxemburguesa de Landsbanki y la intervención de Mossack Fonseca. Un año después, la sociedad Wintris Inc. abrió cuenta en la sucursal londinense de Credit Suisse.

La oposición había presentado ayer una moción de censura contra el Gobierno y miles de manifestantes se congregaron en las afueras del Parlamento como gesto de protesta. No pasaron ni veinticuatro horas desde la filtración de los Panama Papers cuando a través de una plataforma en internet, más de veintitrés mil ciudadanos solicitaban la dimisión inmediata de Gunnlaugsson.

Anuncios

La ex primera ministro Johanna Sigurdardóttir tras conocerse las filtraciones, ha dicho que gracias a Gunnlaugsson la ciudadanía ha perdido la confianza en el Ejecutivo y la credibilidad del país, sumándose a la campaña para su dimisión.  

Los papeles de Panamá han salpicado un sinnúmero de gobernantes, políticos y personajes públicos, entre ellos los presidentes Vladimir Putin y Mauricio Macri.     #Corrupción