Si hace unas horas informábamos de el impacto de un fuerte terremoto con su epicentro en el país sudamericano de Ecuador, los últimos datos confirman que su potencia fue de 7.8 grados en la escala de Richter, y hasta el momento ha dejado un saldo de 77 fallecidos y 588 heridos, saldo, que en palabras del vicepresidente del país latinoamericano, Jorge Glass, "esta cifra lamentablemente aumentará con el paso de las horas".

Se trata del #Terremoto más potente que asola al país desde 1979, que dejó cerca de 800 fallecidos. Se ha declarado el estado de excepción en todo el país, y como parte de este estado, se han cancelado todos los partidos de fútbol programados para el domingo. 

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que se encontraba de viaje en Italia, canceló dicho viaje, y desde Roma declaró que si bien no se encuentra en una situación de necesidad de alimentos, si necesitan "algo de respaldo en equipos de rescate", ayuda que llegará desde Colombia y México.

Anuncios
Anuncios

En un mensaje en el que pidió ánimo a su pueblo el presidente indicó que "todo se puede reconstruir, pero no se puede reconstruir las vidas perdidas y eso es lo que más nos duele".

Efectos del devastador terremoto

Localidades cercanas al epicentro del terremoto han quedado totalmente destruidas, cómo por ejemplo en el caso de Pedernales, en la provincia de Manabí, que según su alcalde, Gabriel Alcívar, "no se ha colapsado una casa, sino el pueblo entero". En toda la provincia de Esmeraldas, la más afectada, se han sucedido numerosos cortes de suministro eléctrico, e informado de casas colapsadas y heridos. 

En Guayaquil, varios centros comerciales y edificios fueron evacuados, y su aeropuerto, José Joaquín Olmedo, fue cerrado. 

La alerta de tsunami que advertía de olas de 0,3 a 1 metro, fue desactivada una hora después de ser emitida, con lo que tras la alerta de movilización preventiva emitida a las poblaciones costeras, se le informó a los habitantes de dichas zonas que podían regresar a sus casas, ya que había sido descartada esta amenaza. 

Españoles afectados

Hasta el momento, el gobierno de España no ha constatado españoles afectados por los terremotos, si bien, desde que se conoció el terremoto, se activaron los consulados de España en Quito y Guayaquil, en contacto con las autoridades locales y atentos a la colonia española, para proveer la asistencia oportuna.

Anuncios

También se encuentra abierta la Embajada y ha activado la coordinación de la célula de emergencia consular de crisis en Madrid.

Los teléfonos de emergencia habilitados son los siguientes: 

Si llama desde Ecuador, Consulado General de España en Guayaquil 098 497 5394.

Si llama desde fuera del país, 00 59 3984975394. #Tiempo #Accidentes