“No olvidemos nunca que el terrorismo es, en el fondo, en su naturaleza maligna, una guerra psicológica”.

Norm Coleman (1949-?) Político estadounidense.

Hace unas horas el gobierno de Bélgica ha confirmado mediante un comunicado, es necesario señalarlo, un poco escueto, que se ha logrado la detención de Abrini, que es conocido como el llamado tercer terrorista de los atentados en Bruselas. O también conocido iconográficamente como el hombre del sombrero por la ya muy conocida imagen que se distribuyó por todos los medios para que ayudaran a las autoridades la misma sociedad a localizar a dicho personaje.

En dicho comunicado, como señalé anteriormente, un poco corto, se señaló que el propio terrorista Abrini, reconoció haber participado en los atentados, cosa que el propio abogado del mismo trata de desmentir.

Anuncios
Anuncios

Insistimos en que en dicho comunicado sólo se informa de esto más no se dan más detalles lo cual deja un poco en estado de vacío a la sociedad que con justificado interés no sólo desea tener información sino ver que reaccionen con mayor eficacia las autoridades de seguridad y justicia.

Con todo esto, y ante dichas experiencias que se están viviendo en los últimos meses en Europa, la sociedad se pregunta, entre otras cosas, ¿qué es realmente lo que nos está dejando todo este fenómeno del terrorismo activo, aparte de la aplicación de la justicia en las detenciones de los responsables? Es decir, se empieza a crear en el pensamiento y paradigmas de la sociedad en qué lugar queda el estado de respuesta y sobre todo, de prevención ante estos fenómenos por parte del gobierno.

Son cuestionamientos que debe de empezar a responder cada una de las autoridades de todos los países no ya en discursos, sino en acciones estratégicas que verdaderamente den resultados y que estén centrados en la estrategia y renglón de la prevención.

Anuncios

Se debe evitar a toda costa nuevas eventualidades terroristas. No es posible que sucedan más acciones de terrorismo. Debemos reconocer que estamos ante una nueva realidad. ¿Habrá una nueva política antiterrorista? #Atentado en Bruselas