Una periodista holandesa ha sido expulsada este domingo de Turquía después de ser de detenida la noche del sábado por escribir unos tuits que se consideran críticos con el presidente turco Erdogan. Ebru Umar, reconocida atea y periodista feminista de origen turco, escribió recientemente una pieza crítica con Erdogan para el diario holandés Metro y después tuiteó extractos de la misma en su cuenta de Twitter, lo que ha provocado su detención. Tras su arresto en la localidad turística de de Kusadasi, en el oeste de Turquía, donde se encontraba de vacaciones, fue llevada ante el juez, según explicaron autoridades holandesas. Más tarde matizaron que “estaba libre pero que se le prohibía salir del país”.

Anuncios
Anuncios

Extrema vigilancia en las redes sociales

El blog holandés GeenStijl explicó que había recibido un mensaje de Umar diciendo que había sido detenida después de que alguien informó de sus tuits, debido a la extrema vigilancia establecida por las autoridades turcas durante los últimos días. Una tormenta política estalló esta semana por los informes de que el consulado turco pidió a las organizaciones turcas en los Países Bajos que reenviaran correos electrónicos y mensajes de redes sociales donde se insultara a Erdogan o Turquía. El primer ministro holandés, Mark Rutte, ha declarado que pedirá a Ankara que aclare los extremos de esta la llamada, asegurando que no está claro qué es lo que pretende el gobierno turco. El consulado de Turquía detalló que la nota fue enviada por un funcionario consular que utilizó una "desafortunada elección de palabras" que fueron mal interpretadas.

Anuncios

Umar había escrito sobre esto en su artículo. Comparó la llamada del consulado con las "prácticas NSB", en referencia a la rama holandesa del partido nazi antes y durante la Segunda Guerra Mundial. Insultar al presidente es un delito en Turquía que se castiga con hasta cuatro años de cárcel, pero han sido raras las veces que se ha invocado esta ley. Desde que Erdogan se convirtió en presidente en 2014, los fiscales han abierto más de 1.800 casos en contra de personas por insultarlo, según explico el ministro de Justicia turco el mes pasado. #Unión Europea #Libertad