Los documentos de Panamá siguen dando que hablar. Ayer, el primer ministro británico, David Cameron, brindó una entrevista televisiva e hizo sorprendentes declaraciones. Impulsado por la necesidad popular de encontrar explicaciones que lo desentiendan de un posible delito, ha optado por hablar. Es de los primeros en dar explicaciones tras el escándalo destapado el pasado domingo, lo hizo en un reportaje televisivo para la ITV.

David Cameron reconoció haber tenido acciones en la empresa off-shore de su padre por un valor cercano a los 38 mil euros. Ian Cameron, progenitor del primer ministro, creó la sociedad Blairmore Investment Trust en 1997.

Anuncios
Anuncios

El año 2010, fue crucial en la historia de los Cameron, en enero el actual primer ministro vende sus acciones, en mayo asume David como jefe de #Gobierno del Reino Unido y en septiembre fallece Ian Cameron. Según David Cameron por esa venta tuvo ganancias cercanas a las 19 mil liras y remarcó que declaró y tributó por esa actividad.

En declaraciones a la cadena televisiva ITV, ha reconocido que mantuvo junto con Samantha, su esposa, unos 5 mil títulos de Blairmore Investment Trust, alegando que no tienen nada que esconder. Durante el reportaje, Cameron evitó hablar de los negocios de padre.

Al parecer, según los documentos extraídos del estudio de abogados Mossack Fonseca, Ian Cameron tras fundar Blairmore Holdings Inc., buscó posibles paraísos fiscales donde poder transferir su empresa y evitar pagar impuestos en su país.

Anuncios

El negocio que habría creado Cameron padre es millonario y supondría un escándalo, de poder comprobarse el delito fiscal. El periódico “The Guardian” sostiene que, en el año 2008, buscó asesoramiento para conocer los beneficios de relocalizar la empresa en otros paraísos fiscales como Las Bermudas o Las Islas Caimán. Se habría valido del bufete Mossack Fonseca para evitar que la hacienda de Reino Unido interfiriera.

Lo de trasladar la empresa recién se realizó en el 2012, dos años después del fallecimiento de Ian Cameron. El destino elegido fue Irlanda, otro de los paraísos fiscales con múltiples ventajas para las empresas off-shore.

Esta misma publicación revela que la sociedad de Cameron padre llegó a contratar un elevado número de personal para poder realizar todos los trámites posibles para evitar pagar impuestos. Ian Cameron fue el director Blairmore Holdings, donde además ejercía funciones de broker. Desde la sociedad atraía inversores millonarios y creaban fondos de inversión.

Anuncios

Según denuncia el periódico, en los 30 años de actividad laboral que registra la empresa no ha pagado ningún impuesto.

Blairmore Holdings, contaría con más de 50 empleados, incluido un obispo. Las actividades se realizaban desde Panamá, pero la base social se efectuaba desde Las Bahamas.

Los papeles de Panamá salpican al Partido Conservador y pueden dañar la reputación de varios de sus miembros. Según los documentos extraídos en el Panamá Papers, 3 ex diputados y 6 lores habrían aprovechado la creación de empresas off-shore para evadir impuestos. En la lista también aparecen algunos de los donantes que colaboraron con las campañas electorales del partido. #Unión Europea #Corrupción