El #Estado Islámico es una de las organizaciones terroristas más ricas del mundo. Son varias las fuentes económicas de financiación que poseen, sin embargo, seguro que hay muchas que desconoces. 

Desde que conocemos a este tipo de grupos extremistas, sabemos que la comercialización del petróleo es una de sus mayores armas. Daesh produce entre 50.000 y 60.000 barriles al día, que luego vende en el mercado negro por un precio inferior al de los mercados internacionales (entre 25 y 60 dólares por barril). La razón por la que obtienen esa gran cantidad económica es que controlan hasta siete campos de petróleo y dos refinerías en Irak y seis terrenos en Siria.

El tráfico de drogas también supone un gran impulso para los yihadistas.

Anuncios
Anuncios

Se calcula que podrían ganar 3.000 millones de dólares al año por realizar esas prácticas. Para evadir el dinero, el Estado Islámico utiliza paraísos fiscales y un conjunto de cómplices que les ayudan a esconder esas elevadas cantidades de dinero ilegal.

Por otro lado, también se benefician de la venta de armamento y de antigüedades. Los terroristas, venden armas a otras organizaciones extremistas para, así, aumentar su riqueza. La venta de antigüedades también forma parte de su fortuna. Las mafias internacionales les informan del lugar en el que se encuentran y el beneficio que se puede obtener, además de confirmarles a los traficantes que están interesados en ellas.

La venta de mujeres es otra de sus frecuentes actividades para obtener beneficios. Por cada una de las mujeres que venden a los combatientes, consiguen hasta 1.000 dólares. La mayor parte de ellas, son Iraquíes que obligan a convertirse a la religión islámica.

Por último, Daesh, también recauda una gran cantidad de dinero a través de los impuestos que exigen a niveles locales. Exigen el pago por utilizar sus carreteras y, también, por el simple hecho de haber conquistado un nuevo territorio.

Anuncios

En un solo mes, pueden llegar a recibir ocho millones de dólares, procedentes de las pequeñas y grandes empresas. #Terrorismo