Todas las grabaciones en las que se pueden vivir los trágicos ataques yihadistas acontecidos recientemente tanto en el país parisino como el belga, propiciados por fanáticos del #Estado Islámico en conjunto con, el crimen que acabó con la vida de un guardia de seguridad al que le robaron la identificación de acceso. Ha conllevado que las alarmas de todos los países se vean activadas con severa preocupación. Pues se cree que las agrupaciones yihadistas tienen las centrales nucleares como objetivo.

Marta Gonzáles (portavoz de Greenpeace España), reconoció ante ABC que, ‘’no hay existencia de pruebas claras que apunten hacia las plantas, pero sí, algún indicio concluyente terrorista que podría apuntar hacia el material radiactivo del cual disponen dichas centrales’’.

Anuncios
Anuncios

Cuentan que hay ciertas posibilidades de ataques a los sistemas instalados para la refrigeración, pero que se confirma la probabilidad de fracaso por ser dispositivos reiterados, previamente preparados con diversas fuentes de alimentación actuando de ‘’sustitutos’’ para posibles fallos de respuesta aun siendo intencionados.

La tarea para el éxito en la función de ataque sería la neutralización de cada uno de ellos, en muy escaso tiempo. La complejidad está que son una cantidad amplia de dispositivos que, a la mínima de encontrar anomalía, las fuerzas de seguridad acudirían de inmediato.

El almacenamiento del combustible requerido y gastado, está ubicado en unos edificios diseñados con protección a conciencia con una fuerte similitud a la del reactor nuclear.

Otra de las opciones registradas como posible ataque, sería la pretensión de originar una catástrofe nuclear, mediante una irrupción informática.

Anuncios

Esto supondría un gran riesgo de poder desarrollarlo con éxito. El Ministerio de Interior informó que tan sólo en el pasado año 2015 fueron aproximadamente 50000 incidentes en cuanto a ciberseguridad se refiere, 134 de ellos, han sido enfocados a las instalaciones más sensibles, entre las que podemos encontrar a las centrales nucleares.

El mayor ataque informático conocido hasta el momento enfrentándose a una central nuclear, del cual se produjo una notable efectividad, ha sido producido en 2010 en la ciudad de Irán. Se había introducido mediante una memoria USB, un virus llamado Stuxnet (un gusano informático) el cual ha sido creado en los Estados Unidos. No obstante, este ataque no ha sido propiciado por ninguna agrupación terrorista.

En la Conferencia Internacional acerca de la Seguridad Informática en el Mundo Nuclear que, tuvo lugar en la Sede de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (con siglas AIEA), fue el propio director quien afirmó reconocimiento diciendo, ‘’todos aquellos terroristas con intenciones de atacar, lo pueden hacer en cualquier rincón sin excepción. Y las centrales nucleares no están exentas de ello’’.

Anuncios

Foro Nuclear, ha dejado claro muy seguros que, ‘’Las centrales nucleares de España poseen de sistemas de control precisos que se basan en tecnologías digitales y, están totalmente aislados de toda red de gestión haciendo permisivo sólo la correspondencia de datos al exterior. Es prácticamente imposible el acceso a estos sistemas previamente controlados’’. #Investigación científica #Terrorismo