Las amenazas verbales por parte de los dirigentes de Corea del Norte, y sus recientes pruebas nucleares y de misiles, han llevado a un replanteamiento fundamental en su vecino del sur.

La larga espera con la esperanza de que Pyongyang podría eventualmente ser inducido a abandonar su programa de armas nucleares ha demostrado ser ilusoria.

Corea del Sur está en consecuencia reevaluando sus necesidades de seguridad, y es evidente que un sistema de defensa antimisiles ampliado, va a ser una parte clave de su respuesta a un comportamiento más agresivo del Norte. Incluso antes de las últimas amenazas de Kim Jong-un, los EE.UU.

Anuncios
Anuncios

y los surcoreanos habían iniciado consultas urgentes para explorar la viabilidad de la implementación de un sistema conocido como Área Terminal D de la alta altitud.

Aún no está claro si los misiles estadounidenses serían vendidos a los surcoreanos. Es posible que un arreglo provisional pudiera ver algunas unidades estadounidenses desplegadas para dar una capacidad de defensa inicial. Corea del Sur ya opera una variante del sistema antimisiles Patriot, y otras baterías Patriot ya están desplegadas en Corea del Sur por las fuerzas estadounidenses establecidas ​​allí. Pero éstas tratan de llegar a los misiles entrantes a altitudes relativamente bajas.

Thaad es un sistema mucho más capaz y de más largo alcance. Destruye los misiles entrantes a una altura mucho mayor, más allá de la atmósfera de la Tierra.

Anuncios

El interceptor Thaad es producido por la empresa estadounidense Lockheed Martin. Es un misil extremadamente rápido, con una velocidad máxima de 2.800 metros por segundo (10.080 kilómetros/h). Es capaz de hacer intercepciones a una altitud de 150 kilómetros es decir, más allá de la atmósfera.

Esto hace que sea, especialmente, útil en la lucha contra misiles que pueden portar una cabeza nuclear, y cabe señalar de paso que no hay ningún tipo de pruebas que sugieran que Corea del Norte haya miniaturizado, lo suficientemente, un arma nuclear para que pueda ser montado en un misil balístico. #Gobierno #Estados Unidos