Los médicos, tras una intervención, consiguieron sacarle con éxito del estómago unas pinzas, un sacacorchos y por si les parecía poco también una docena y media de cepillos dentales. El nombre del paciente no trascendió a los medios ni tampoco qué le llevó a ingerir tantos objetos.

El Doctor Anton Emmanuel declaró a los medios que en estos casos suele haber problemas psiquiátricos y que, muchos de estos tipos de pacientes, mentalmente superan las náuseas producidas por la ingestión de objetos. Emmanuel, además de ser doctor, es un miembro y portavoz de la sociedad británica de gastroenterología.   

El caso de este hombre adulto no es ni mucho menos el primero, son muchos los que han sido noticia, pero si ha sido llamativo.

Anuncios
Anuncios

La ingestión de un objeto puede ser voluntaria o involuntaria, las estadísticas indican que la ingestión voluntaria va unida a un problema psicológico, como el caso de sufrir el síndrome de Pica o Alotriofagia que es el deseo incontrolable de ingerir o chupar cosas que no tienen valor energético o calórico como podría ser pelo, detergente, pendientes, profilácticos u objetos más grandes como llaves o cucharas. Cualquier cosa que en ese momento les llame la atención. La geofagia o la ingestión de tierra es el tipo de pica más conocido. Los estudios sobre esta enfermedad consideran anómalo la ingestión de “cosas” a partir de los 2 años de edad, aunque no hay que alarmarse, todos conocemos algún niño pequeño que ha comido tierra mientras jugaba en el parque.  El nombre de Pica proviene del vocablo latín cuyo significado es Urraca (aves que conocida por su obsesión por ingerir comida incomible).

Anuncios

También esta forma suele ser utilizada por presos, llegando a ingerir cuchillas para poder salir temporalmente. 

La forma involuntaria suele ser más común en niños y ancianos, en el caso de los niños suelen ser monedas que por accidente se tragaron y en los ancianos la mayoría de las veces comida mal masticada o prótesis, éstas no hacen la función deseada y dan una falsa fuerza de presión en el hecho de masticar, si a esto le añadimos la mala visión tenemos un motivo más que justificable para este tipo de #Accidentes#Alimentos #Medicina