Los hechos tuvieron lugar el pasado martes, alrededor de las 21’00 horas, y ponen de manifiesto el temor generado por el atentado de Bruselas, de mano del autodenominado "#Estado Islámico". Una pareja, al parecer de origen árabe, fue la responsable de causar una oleada de pánico entre los pasajeros y el personal responsable de turno en las instalaciones del aeropuerto internacional francés “Charles de Gaulle”, según informaciones radiadas provenientes de “Cadena Ser”. La pareja de origen árabe, que no llegó a embarcar en ningún momento a bordo de la aeronave utilizaba, según las mismas informaciones, una presunta identidad falsa, según se recoge en “elmundo.es”.

Anuncios
Anuncios

El vuelo, perteneciente a la compañía gala “Air France”, se disponía a cubrir la ruta París-Bilbao, pero los responsables de la compañía se vieron obligados a suspenderlo de inmediato al producirse auténticas escenas de pánico a bordo entre los pasajeros, alrededor de las 21’00 horas, aunque con posterioridad se pudo comprobar que la amenaza había sido una falsa alarma de #Terrorismo.

Según parece, los momentos de máximo pánico y nerviosismo se vivieron cuando se descubrió, a bordo del aparato, una maleta de mano, sin que se pudiera confirmar que ésta pertenecía a ninguno de los integrantes del pasaje. Las sospechas de que algo raro estaba sucediendo empezaron a aparecer cuando se comprobó que “una mujer árabe”, que constaba como “embarcada”, no se encontraba a bordo.

¿Crece el temor al terrorismo yihadista?

Las circunstancias del incidente del vuelo, que fue cancelado de inmediato, obligaron a los pasajeros a permanecer durante aproximadamente tres horas a bordo del aparato, inmovilizado en el aeropuerto “Charles De Gaulle”, hasta que finalmente éstos pudieron ser llevados primeramente a un hotel, y más tarde se procedió a su traslado en un autobús hasta Biarritz, donde les fue posible embarcar en un nuevo vuelo con destino a Bilbao.

Anuncios

Se da la circunstancia de que la compañía aérea “Air France” no se ha pronunciado al respecto del mencionado incidente, por lo que las informaciones recogidas por diversos medios de comunicación han sido, hasta ahora, bastante incompletas y confusas; algunas fuentes no hablan de “una pareja” de origen árabe, sino que sólo mencionan a “una pasajera árabe no identificada”, tal y como se desprende de la edición digital de “abc.es”, y que la única explicación ofrecida por la compañía aérea gala hace referencia a que el vuelo fue cancelado debido a “problemas de seguridad”, sin llegar a proporcionar más información de fuentes oficiales acerca de lo ocurrido. Según afirmaciones de una testigo presencial, el personal de seguridad se encargó de retener y más tarde interrogar a la sospechosa.

¿Está creciendo el temor hacia el terrorismo yihadista desde los últimos atentados? Es difícil pronunciarse al respecto, pero lo cierto es que escenas como la del aeropuerto francés podrían volver a repetirse. #Atentado en Bruselas