Si estás planeando viajar, ya sea por trabajo o por vacaciones, y tus planes incluyen el transporte en avión, en caso de que consumas a bordo alguna cosa, te aconsejo que mires el cambio.

El buscador de vuelos Jetcost realizó un estudio en Reino Unido que revela que los TCP, o tripulantes de cabina de España, un 24% admitió que engañaba a los pasajeros en la devolución del cambio tras cobrarles la consumición. Esto les ha dado una hucha extra anual cuya media oscila alrededor de los 160 Euros.

El estudio indica que los que más frecuentemente utilizan este timo de los TCP de Europa son los alemanes con un 29%, que les da una hucha anual sobre los 525 Euros.

Respecto a la forma que utilizan para llevar a cabo el engaño aseguran que, como la mayoría de los pasajeros les dan el cambio y lo guardan sin comprobar, hasta un 54% dice haber dado el cambiazo con una moneda “diferente”, se entiende que el pasajero no diferencia a simple vista una de 50 céntimos de una de 20, por ejemplo.

Anuncios
Anuncios

Con ello aseguran tener unas ganancias mensuales alrededor de los 37 Euros, o lo que correspondería a una hucha anual de 331,2 euros.

Éste estudio especifica que los que incumplieron las reglas son un 89% de los encuestados. Además añade otros contextos como que el 28% dice mentir al decir al pasajero que no hay disponible el producto que pide. También respecto a mantener relaciones sexuales durante el vuelo el 21% dijo haberlas tenido con compañeros y el 14% con pasajeros. Añade que el 7% admite que acepta regalos y propinas de los pasajeros.

El estudio se realizó a 718 TCP británicos mayores de edad que están en este momento trabajando o lo han estado en los últimos 5 años en este sector. Los tripulantes se consideran también víctimas, un tercio de los encuestados confiesa haber terminado llorando a causa de los comentarios o la conducta de algún pasajero, en especial los ebrios, los muy ruidosos o aquellos que sólo intentan ligar.

Anuncios

Quizás ése es el motivo por el que el 26% de ellos mantiene que la atención al pasaje es lo peor de su trabajo, incluso más que los horarios inusuales o tener que perderse algún evento familiar.  #Euro