En un nuevo "supermartes" organizado ayer 15 de marzo en el que estaban el juego cinco estados de #Estados Unidos, el candidato republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton resultaron los dos grandes ganadores de la jornada.

La victoria de Trump en las primarias de Florida ocasionó la retirada de su rival, el senador Marco Rubio tras una humillante derrota. El magnate también se impuso en los estados de Illinois y Carolina del Norte, y sólo fue derrotado en Ohio en manos de su gobernador, John Kasich

Con el triunfo de ayer en Florida, Trump ya se aseguró los 99 delegados republicanos que da el estado; mientras que Clinton obtuvo los 246 que da para los demócratas.

Anuncios
Anuncios

En acto de celebración en Palm Beach, Hillary Clinton declaró: "Nos estamos acercando a ganar la nominación presidencial demócrata y las #Elecciones generales de noviembre". Además, afirmó que en lo que lleva de campaña ha ganado más votos que cualquier otro candidato

Por otro lado, Trump se proclamó victorioso antes de conocer los resultados oficiales. En su Twitter afirmó: "A pesar de una cantidad récord gastado en anuncios negativos y falsos, he logrado una gran victoria en Florida". Esta victoria, condujo a la retirada de, Rubio, candidato preferido por el establishment republicano. El senador felicitó a Trump por su victoria y agradeció el apoyo de sus seguidores. 

El senador Carlo Rubio fue uno de los favoritos del movimiento ultraconservador Tea Party, y fue gracias a su respaldo que logró una banca en el senado.

Anuncios

La decisión de abandonar la candidatura presidencial fue tomada luego de haber sido derrotado en la mayoría de las primarias celebradas hasta la fecha, excepto en tres. En Florida fue derrotado con un 27% de los votos, frente a un 46% obtenido por Trump.

Clinton, a su vez, derrotó a su rival Bernie Sanders en Florida, Ohio y Carolina del Norte. Lo que le brinda una amplia ventaja, obteniendo 1.412 delegados contra 655 conseguidos por su oponente.Tanto Donald Trump como Hillary Clinton actualmente suman la mitad de los delegados necesarios para ser nominados como candidatos del partido republicano y demócrata respectivamente.