Los adolescentes cada vez consumen alcohol a más temprana edad. Ya sea porque en las discotecas juveniles no se consume alcohol o porque es muy caro, los adolescentes buscan maneras de poder hacer botellón.

Ahora ya no hacen botellón en la calle como se hacía hace unos años porque la moda de ir a discotecas está cada vez más extendida. Antes con estar en la calle con amigos escuchando música se conformaban, ahora en cambio prefieren ir a discotecas para conocer gente nueva y así, supuestamente, pasarlo mucho mejor.

Es por ello que se van ingeniando nuevas formas de introducir alcohol en las discotecas para no tener que pagar ese precio o, directamente, para que haya alcohol si es una discoteca juvenil.

Anuncios
Anuncios

Ahora la nueva moda que ha llegado a España directa desde Estados Unidos es colar alcohol en la discoteca dentro de tampones. La apariencia exterior es la de un tampón normal y corriente, pero si abres el envoltorio, dentro hay un tampón de plástico para poderlo rellenar con tapa hermética incluida. Éstos se pueden comprar de una manera muy fácil en Amazon por apenas 10€.

A ningún portero de discoteca se le ocurriría decirle a una adolescente que abriera el envoltorio de sus tampones para ver que hay dentro, es por ello que se ha hecho tan popular este sistema.

Aunque hay muchos más que se han ido haciendo populares a lo largo del tiempo, como por ejemplo meter el alcohol en el cepillo del pelo, o en el bote de pintalabios, o en un frasco de colonia como si fuese una petaca, o incluso en botes de crema.

Anuncios

Hoy en día con el #Internet estas ideas se hacen virales en cuestión de minutos, es por ello que todos los adolescentes conocen una u otra manera de poder beber alcohol dentro de la discoteca sin pagar el precio que tienen en la barra. Es obvio que este tipo de artilugios no llegan a ser una copa entera, pero sí que puede llegar a ser muy peligroso para los adolescentes, ya que cada vez querrán llevar más porque les fue fácil introducirlo y pueden rebasar el límite sin darse cuenta a base de chupitos dentro de un tampón.