Se han visto muchas fotografías por internet de trabajadores vagos, trabajadores que no hacen bien su #Trabajo por pereza. Seguro que habrás visto muchas fotografías de carreteras pintadas en las que han rodeado una ramita de un árbol en vez de retirarla o que han pintado por encima de un excremento de perro.

Esta noticia va más allá, en México, unos trabajadores tuvieron que pintar la separación entre los dos sentidos de una carretera bastante transitada con tres carriles por sentido. Está situado en San Nicolás, concretamente en la Avenida Rómulo Garza, era un montículo de color gris que no se veía muy bien, por ello el ayuntamiento decidió pintarlo de amarillo.

Anuncios
Anuncios

Toda esta idea está muy bien, ya que así se visualizaba a simple vista y no se confundía con la carretera, hasta que tocó pintarlo. Los trabajadores, en vez de poner a un lado el cadáver del perro que había tumbado en ese montículo, le pintaron por encima.

Dicen que es el un caso como el que ocurrió en Monterrey que pintaron al cadáver de otro perro pero esta vez lo que debían pintar era una banqueta. En las ciudades mexicanas ha crecido mucho la cantidad de perros callejeros, más del 80% de ellos son sacrificados o mueren atropellados. Por lo tanto, ver #Animales por la calle es lo normal.

Los que dieron aviso de este suceso fueron el Norte, que señalaron que los empleados de los servicios públicos no se habían molestado en apartar a un lado el cuerpo sin vida del can.

Ese trabajo se realizó a primera hora del día 30 de diciembre de 2015, cosa que hizo que todos los vecinos de esa zona despertaran con esa visión tan macabra en la que un perro fallecido había sido pintado de color amarillo junto con todo el montículo.

Anuncios

Los vecinos se quejaron porque ni era forma de tratar al animal, ni era forma de cumplir con su trabajo. Después de eso, siete trabajadores tuvieron que ir a declarar sobre lo sucedido, querían saber por qué no se había retirado el cuerpo del can, se les someterá a una sanción administrativa por todo lo ocurrido.