¡Buenos días, padre! Hoy es nuestro día; El Corte Inglés y demás cunas del consumo nos lo recuerdan estos últimos días, ¡semanas! ¡meses, diría yo!

Sin embargo, no son muchos los que conocen el origen de esta celebración, que dista bastante de la interpretación moderna que parece haber adquirido en los últimos tiempos.

Un poco de historia: Se festeja el 19 de marzo, mismo día que San José, en muchos países en los que predomina la religión católica, mientras que se traslada al tercer domingo de junio en otros tantos. Busca honrar la paternidad e influencia del hombre en la vida de sus hijos en general. Nace en #Estados Unidos como símbolo de gratitud de una muchacha, Sonora Smart Dodd, hacia su progenitor, veterano de la guerra civil, Henry Jackson Smart; una vez fallecida la madre de la familia, Smart se ocupa de la crianza de los seis pequeños que quedaron semi-huérfanos.

Anuncios
Anuncios

Ya a principios del siglo XX existía el reconocimiento del día de la madre, que serviría de inspiración para Sonora a la hora de proponer una opción igual para otro de los pilares de la familia. Aunque inicialmente la propuesta no prosperó, el año 1924 verá la aprobación de la idea del día nacional del padre por parte del presidente Calvin Coolidge, y el 1966 traerá una proclamación oficial por parte de Lyndon Johnson, que será fijada para el tercer domingo de junio.

Y como todo lo que yace en Estados Unidos, la celebración pronto germina en el resto del globo como una fecha para rendir homenaje a la educación y valores que la mayoría de estos hombres se esfuerzan tanto en transmitirnos, sea más acertada o menos su iniciativa. Las bases iniciales comprendían simplemente una reunión entorno a la mesa, quizás acompañada de alguna manualidad por parte de los más pequeños, quizás cualquier otro detalle, siempre y cuando sea elaborado con cariño.

Anuncios

Las únicas normas: sin grandes inversiones, sin ostentos, sin publicidad. Esta es una de las ocasiones en las que ser retro nos sale más rentable y enriquecedor, ¿en qué momento el amor decidió tener precio?