Otro caso de agresiones perpetrado por escoltas, este nuevo caso sucedió el domingo en la colonia Miguel Hidalgo en Ciudad de México. Hallándose un vecino aparcando su vehículo en el portal de su casa, pasó una furgoneta modelo suburban de color negro, la cual pasó tan pegada que se llevó el espejo retrovisor. Este vecino desde la ventanilla del coche reprendió lo sucedido, en ese mismo instante se detuvieron y salieron tres hombres que se identificaron como guardaespaldas y tras una corta discusión le pegaron tres tiros, los cuales le dieron en el muslo, la mano y brazo derecho.

En esta semana ya es la segunda vez que se comete una agresión perpretada por escoltas y la tercera en lo que llevamos de mes. Al hombre que aparece en el expediente de la policía que se identifica como Juan, le llevaron al hospital donde se procedió a la apertura de un parte de lesiones.

Anuncios
Anuncios

La victima informó con detalle que la furgoneta es el modelo que usa normalmente la clase alta de México, que sus agresores eran corpulentos, altos y que el corte de pelo era militar, y le dijeron que eran escoltas privados, después añadieron “¿Qué traes hijo de la chingada?”, desenfundaron una pistola, le encañonaron y abrieron fuego.

Mientras, dentro del vehículo se encontraba un joven para el cual supuestamente trabajaban, ya hay una investigación abierta por parte de la Fiscalía de la capital, está mirando todas las cámaras de seguridad de los alrededores para poder identificar a los agresores.

Estos hechos de ataques ilegales y agresiones perpetrados por la seguridad privada en Ciudad de México han salido a la luz gracias a dos videos subidos a las redes sociales. Uno era el del guardaespaldas del dueño del Ferrari, el cual sacó del coche a otro hombre, le golpeó con la pistola y después le robó, y el otro el funcionario Arne aus den Ruthen al cual le atacaron cuatro escoltas privados por grabar con el teléfono como estaban aparcados los coches de los clientes, como si fuesen los dueños de toda la calle.

Anuncios

#Robos