Esta tarde, aproximadamente a las 17’35 horas, hacía explosión un coche bomba situado en la plaza “Kizilay” del parque Güvenpark, sita en las inmediaciones del mismísimo Ministerio de Educación de Ankara. Las víctimas mortales de este nuevo brote de #Terrorismo ascienden al menos a 27, y las personas con heridas de distinta gravedad podrían situarse entre unas 75, según estimaciones de un primer balance de víctimas realizado por la oficina del Gobernador (Mehmet Kiliçlar) en declaraciones a la CNN local (CNN Turk) e informaciones recogidas por “20minutos”.

A las 17’35 horas de esta tarde se producía la explosión del vehículo, un autobús, llegando a afectar a otros cinco o seis automóviles, que también han resultado severamente dañados.

Anuncios
Anuncios

Un gran número de vehículos policiales y ambulancias acudían a la zona, siendo evacuada rápidamente la zona por el servicio de bomberos, ya que se teme que pueda darse una segunda deflagración. Los edificios circundantes de la zona de la explosión, que también han sido dañados a consecuencia del atentado, han sido rodeados y actualmente la zona se encuentra acordonada por fuerzas policiales.

Según manifiesta “CNN Turk”, las víctimas heridas, de diversa consideración, han sido trasladadas y repartidas en una decena de centros hospitalarios para ser atendidos de urgencia. Se estima que al menos veintitrés de las personas fallecidas, de un total de veintisiete,  murieron de inmediato en el escenario de la brutal explosión.

Aunque las distintas #Redes Sociales no han tardado demasiado en empezar a difundir fotografías y filmaciones en vídeo del escenario de la explosión, en las que se contempla un espacio invadido por una gran humareda, el Consejero Audiovisual turco ha procedido a vetar la emisión de tales imágenes, alegando de inmediato la prohibición expresa de “mostrar cuerpos sin vida”.

Anuncios

Es preciso recordar la circunstancia de que el último atentado suicida, perpetrado también en Ankara el día 17 de febrero pasado, fue reivindicado por los “TAK” (“Halcones de la Libertad del Kurdistán”), un colectivo armado de origen kurdo, mientras que el mismísimo Estado Islámico daba muerte a otros 103 inocentes en el atentado perpetrado en la Estación de Ferrocarril de la capital turca, el 10 de octubre pasado.

Parece, así, que Turquía puede haberse convertido, más que nunca, en la “capital del terror”, un punto caliente de la actualidad internacional, también castigada por otros problemas, que alcanza visos preocupantes dentro del ámbito de las noticias de actualidad. #Estado Islámico