Lo que podría tener como objetivo alcanzar un sueño, puede llegar hasta límites injustos e insospechados.

Hoy hablamos de una mujer de una excolonia francesa que se encuentra ubicada al sudeste de África, llamada Islas Comoras. Ella tomó una decisión y era la de dejar a su hijo de unos 8 años de edad subido en un avión cuyo destino concluiría en París. La intención de la madre no era más que la de que el niño buscara un futuro mejor.

El pasado 21 de marzo, el pequeño emprendió el viaje solo. Utilizó un pasaporte con la identidad de un primo suyo. Y su equipaje iba en una maleta de mayor tamaño con el estampado de Spiderman.

Anuncios
Anuncios

Confirman que la maleta eran de un tamaño que ayudaba a dificultar la movilidad del niño.

Lo que la madre le prometió convenciéndole de emprender dicho viaje, era hacer un sueño realidad, estabilidad y una vida plena. Pero la realidad es que el pequeño se encuentra viviendo una auténtica pesadilla.

Son ya 10 días los que el menor lleva retenido en lo que es la sala de espera del aeropuerto de París, acompañado por varios acusados de la intrusión intencionada de acceder al país de forma ilegal. Algo que promueve una importante controversia entre los expertos y protestantes sobre la defensa de los derechos al menor allí en el país francés.

¿Qué idea tenía la madre?

En su llegada, el menor debía ser recogido por unos familiares que tienen en la localidad parisina. Pero esto no sucedió. Cuando aterrizó el avión en el aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle, en la entrega del pasaporte de su primo, fue detenido.

Anuncios

E inmediatamente lo llevaron al área donde se encuentra toda persona sospechosa.

Las autoridades decidieron retenerlo por su seguridad hasta establecer contacto alguno con algún tutor responsable.

Lo que realmente está dando de qué hablar es lo que mencionó la letrada Catherine Daoud (especialista en protección infantil) quien afirmó: ‘’el menor se encuentra injustamente reclutado con barrotes y es inconcebible’’.

Los informes que entregaron el Ministerio del Interior de Francia el miércoles dictaban: ‘’ Son las autoridades de Francia las que tomaron contacto con la familia del niño y su madre quien afirmó querer al menor de vuelta’’. Y en ese mismo instante fue cuando dieron comienzo a todo el trámite para su respectiva deportación.

No obstante, se ha confirmado que el propio Ministerio del Interior ha confesado que el retraso del trámite es debido a las vacaciones de esta Semana Santa. Y aclaró: ‘’El pequeño ha recibido trato apropiado y lo mantenemos en debida compañía junto a personal de la Cruz Roja’’.

Anuncios

La letrada Catherine Daoud, ha recordado en manifiesto que en el pasado año 2014 fueron una totalidad de 259 menores los que recibieron detención en las diferentes áreas de espera de los aeropuertos del país francés.

Casos en los que cuando se trata de una persona adulta, pueden ser retenidos por una duración máxima de 20 días hasta que se dicte la admisión o de lo contrario su correspondiente deportación.

Así mismo Isabelle Thieuleux (ONG francesa ‘’La Voz del Niño’’), dictó en plena audiencia del Tribunal su evaluación sobre la situación: ‘’No es justificable que un menor de unos 8 años de edad permanezca encerrado en su misma llegada al país. ¿Qué cuidados se le aporta a un pequeño en un sitio así?’’. #Niños