La situación actual en Venezuela sigue estando tensa por el descontento global de la mayoría de los venezolanos ante la terrible escasez de casi todos los productos de alta necesidad.

Las madres venezolanas sufren de la gran #Crisis actual en #Venezuela y están desesperadas al no poder obtener los artículos que son imprescindibles  para sus hijos. Se levantan muy temprano dispuestas a hacer largas colas en los almacenes, incluso con sus bebes en brazo, todo esto para ser una de las primeras personas en llegar  y adquirir al menos un paquete de pañal.

Pañal y leche, dos artículos de primera necesidad para los bebés, son productos muy difíciles de obtener en Venezuela.

Anuncios
Anuncios

Es asombroso lo que está ocurriendo en el país. Ningún tipo de leche formulada para el crecimientos de los bebes es de fácil acceso en los mercados. La leche completa tampoco se encuentra con facilidad y los que logran obtenerla es comprándola a un alto precio a través del mercado negro o popularmente “en el bachaqueo”, como lo han denominado popularmente los venezolanos.

Entre gritos, peleas y puños las madres de Venezuela luchan por buscar los artículos primordiales que sus bebes necesitan. En las redes sociales están activas para buscar e intercambiar  los artículos de sus bebés.

Los ingresos de los venezolanos no alcanzan para cubrir la canasta básica. La inflación sigue en aumento. La canasta básica del mes de enero al mes de febrero aumento en un 12 %. Actualmente la cesta básica familiar en Venezuela se encuentra en Bs 176. 975.4, necesitando un trabajador venezolano alrededor de 18 salarios mínimos para cubrir esa cifra.

Anuncios

Por sorprendente que parezca muchos requisitos debe cumplir una madre o padre para poder adquirir pañales en Venezuela. A la hora de comprar este producto, si es que lo logran; estas son las condiciones: llevar la partida de nacimiento original, la cédula, el comprador debe ser solo la madre o el padre (ningún otro familiar), embarazadas deben presentar su último “eco” como prueba de embarazo y además comprar en el día correspondiente a su número de cédula.

Todo esto ocurre en Venezuela. ¡Increíble pero cierto! #Calidad de vida