Bruselas ha despertado esta mañana sobrecogida ante lo que parece, según todos los indicios, una nueva barbarie terrorista.

Por el momento y a la espera de la confirmación oficial de los datos, hay 34 fallecidos y 170 heridos, varios de ellos en estado crítico.

A las ocho de la mañana se  producía la primera explosión en el aeropuerto de Zaventem y una hora y media después tenía lugar otro atentado en en la estación de metro de Maelbeek, situada al lado de los edificios de la Comisión Europea y el Consejo Europeo.  

Los atentados, que se producen tres días después de la detención del presunto autor de los atentados de París, Salah Abdeslam, pueden haber sido provocados por un kamikaze según lo que confirma la fiscalía y varios testigos que afirman haber oído disparos y gritos y en árabe antes de la explosión. 

El aeropuerto ha sido cerrado desviando los vuelos a otros aeródromos de Bruselas.

Anuncios
Anuncios

Además, Bélgica ha elevado la alerta antiterrorista al nivel 4, el máximo nivel. La preocupación es máxima.                  

                                                                                                                          

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         #Terrorismo #Atentado en Bruselas