Desde la Segunda Guerra Mundial, el país asiático no ha desplegado sus tropas en el exterior, circunstancia que se ha terminado, tras haber sido aprobado por la Cámara Alta japonesa, por impulso del partido conservador en el gobierno (PLD) liderado por Shinzo Abe, y apoyado por el partido budista Nuevo Komeito, en septiembre del año pasado, una Ley por la que se autoriza el desarrollo militar y el despliegue de las Fuerzas Armadas más allá de las fronteras, pudiendo participar en ejercicios, maniobras o conflictos internacionales, y asumir mayores competencias el mando militar.

No obstante, no ha estado exenta de críticas y cierta oposición de la opinión pública, con manifestaciones multitudinarias de colectivos y sindicatos estudiantiles, y los partidos de la oposición, quienes intentarán derogarla en el parlamento, ya que ven en esta decisión un peligro para la neutralidad, reconocida por la mismísima Constitución en su artículo 9, que sólo permitía el uso de la fuerza para su autodefensa, y a la seguridad del país.

Anuncios
Anuncios

No en vano, queda aún muy en el recuerdo del colectivo nipón, las consecuencias de su participación en la deflagración mundial, y del uso de material militar nuclear.

Esta norma, se enmarca en el proceso del gobierno de Abe de recuperar peso específico y estratégico en la zona Asia- Pacífico, sobre todo tras el auge de la superpotencia China y su influencia económico-militar en el entorno. De hecho, el propio dirigente mantiene que supondrá un avance en la cooperación con los Estados Unidos, en un claro mensaje de que Japón vuelve al escenario geopolítico con fuerza.

Esta reforma permitirá al ejército japonés participar en misiones #ONU, defender a sus aliados en caso de conflicto o prestarles apoyo logístico o armamentístico, o participar en operaciones de rescate de sus ciudadanos, o asegurar rutas marítimas, aunque según el ejecutivo, en declaraciones a la agencia de noticias Kyodo, tardará un tiempo en ser aplicada, a la vista de las perspicacias que produce en amplios sectores de la sociedad.

Anuncios

#Manifestación #Poder