El jueves santo señala  el momento en el que Jesús  celebró la primer  Eucaristía cristiana en la Última Cena, se pronunciaron por primera vez, las palabras que serían luego repetidas por siglos: después de bendecir el pan que estaban cenando Jesús dijo: "Tomad y comed todos de él, porque este es mi cuerpo, que será entregado por vosotros”.

Las procesiones  como “La Madrugá” de Sevilla y “La del silencio” de Zamora congregan a una gran cantidad de fieles que caminan devotos tras  las imágenes talladas, entre inciensos y saetas. En Sevilla  durante toda la madrugada, se suceden las procesiones de las hermandades más conocidas, la Macarena, la Esperanza de Triana, el Gran Poder y el Cristo de los Gitanos, todas seguidas por cientos de nazarenos y penitentes. 

La Delegación del Gobierno en Andalucía, ha extremado las medidas de seguridad para garantizar la celebración.

Anuncios
Anuncios

Se aumentó el número de policías en las calles llegando a 3.000 los efectivos, conformados por la Policía Nacional, cuerpos regionales especializados y 400 guardias locales. Se ha multiplicado el número de vallados para evitar aglomeraciones y "bullas", la seguridad en los puntos álgidos garantiza las vías de evacuación de ser necesarias.

Las hermandades sevillanas en concordancia con las amenazas terroristas no han puesto objeción en ajustar en la medida de lo necesario algunas tradiciones. Entre ellos el apagado de luces en algunos sitios determinados.

Los puestos de venta ambulantes también han sufrido una restructuración, cambiando al menos 15 de los sitios de su ubicación. Una de las medidas resistidas ha sido la prohibición de venta de alcohol, y su consumición en las calles. Los tristes recuerdos  de la ‘Madrugá’ del año 2000 en Sevilla donde el descontrol en algunos  puntos de la ciudad, llevaron al  caos y el terror, no deben repetirse.

Anuncios

A pesar de todo eso, la tradición en Sevilla se despliega dentro de un inesperado clima primaveral, que permite que cientos de personas caminen por las calles de la ciudad, esperando "la Madrugá”. Al menos 7 procesiones caminaran enlutadas las calles de Sevilla. Las mujeres se han vestido de negro de la cabeza a los pies. En la plaza del Salvador compiten los guantes de encaje, las peinetas los rosarios... los hombres trajeados de negro con negras corbatas, se suman al clima que marca la recordación de la pasión y muerte de Cristo. #Terrorismo #Religión #Cultura Málaga