La renuncia del secretario de turismo , fue seguida por un torrente de dimisiones de los funcionarios, miembros del partido PMDB, que  retirándose  de la base del gobierno de Rousseff, se constituye ahora, en un partido opositor que deja a la presidenta sin el apoyo necesario para impedir al Parlamento proseguir con las etapas de la destitución. A esta posición Dilma Rousseff la ha definido como un "golpe de estado encubierto".  6 Ministros y cerca de 200 funcionarios abandonan el barco antes de que se hunda, por orden del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, desde el  pasado martes  ex aliado del PT de Rousseff. Mientras los pasos hacia la destitución son firmemente transitados por el Legislativo Brasileño.

Anuncios
Anuncios

.

Las etapas a seguir en el camino de la pérdida del cargo por juicio político a la actual presidenta de #Brasil, son las siguientes: en un primer estadio tendríamos la defensa ,para la que Rousseff cuenta con un plazo establecido, cuyo vencimiento operaría el 14 de abril; en el segundo escalón en este proceso está la formación de una comisión especial de 65 miembros del parlamento que darán su diagnostico sobre la denuncia presentada por el presidente de la Cámara, para lo que también rige un plazo que correrá entre el 5 y el 13 de abril: continúa el proceso con una tercer instancia en la que se producirá la lectura del dictamen al plenario, luego de lo cual se procederá a la  primer votación. Serán necesarios los dos tercios de los votos para que la destitución presidencial  sea aceptada.

Anuncios

La fecha fijada para esta etapa es el 15 de abril; finalmente se consumará una segunda votación, ahora en el Senado , y ya a finales del mes de abril,  de  resultar positiva la segunda  votación,  el vicepresidente, Michel Temer asumirá el Poder Ejecutivo como presidente de Brasil. Lo que será un mandato de  180 días.

El grito de “¡Brasil presente, Temer presidente!”, proferido durante la última reunión del  Partido del Movimiento Democrático Brasileño a la que Temer no asistió, según sus palabras para:“no mezclar las funciones institucionales de la Vicepresidencia con las cuestiones partidarias”, se habrá cumplido. Las huellas del Partido de los Trabajadores , serán sin ninguna duda borradas, con el establecimiento de un #Gobierno centrista en Brasil. #Crisis