La Asamblea Nacional ha aprobado la denominada Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, que consta de 29 artículos, que tiene como principal presupuesto la libertad de los presos políticos encarcelados por el régimen chavista. El bloque opositor con mayoría en la Cámara entiende que para que exista una verdadera reconciliación en el país, es necesario que no haya bloqueos entre los líderes, que piensan distinto al gobierno vigente, y es por lo que se requiere que salgan inmediatamente de las cárceles, aquellas personas que se les privó de su libertad por sus ideas políticas.

Por su parte, los diputados chavistas mantienen que esta ley beneficia a personas que han cometido graves delitos, y por eso se encuentran en frontal oposición a su aprobación.

Anuncios
Anuncios

Además, denuncian que se ha vulnerado el reglamento del Parlamento, ya que la discusión de la ley no se encontraba inicialmente en el orden del día. En declaraciones recogidas por el periódico la vanguardia en su versión digital, el diputado Darío Vivas manifestó que “Aquí va a haber justicia y habrá justicia, y todos los que están presos por corrupción, por asesinato, por violación a la Constitución y las leyes seguirán bien presos”.

La diputada Delsa Solórzano mantuvo que con la aprobación de esta norma, lo que se pretende no es amnistiar a ningún homicida o criminal, si no a los presos políticos, e instó a los partidarios chavistas a sumarse a esta iniciativa.

Como paso siguiente será necesario que sea refrendado y promulgado por el presidente Nicolás Maduro. De hecho, el presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, lo ha remitido al ejecutivo, manifestando, según EFE que "Se declara aprobado en segunda discusión el proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, y de conformidad con la Constitución, se ordena su remisión al Ejecutivo nacional, al ciudadano presidente constitucional de la República para su promulgación".

Anuncios

Una vez conocido estos hechos, Maduro anunció que no va a refrendar dicho texto, paso necesario para su entrada en vigor, declarando que por ahí no iba a pasar esta ley, aunque se empeñara la derecha nacional o internacional, porque protege a asesinos y criminales. #Poder #Venezuela #Derechos Humanos