Detienen a un hombre de Carolina del Norte en #Estados Unidos, James Meyers,  fue detenido por una infracción de tráfico, cuando los agentes de policía supieron que este hombre tenía sobre él una orden de detención, por no haber devuelto una película de VHS que alquiló en un videoclub.

James Meyers iba tan tranquilo con su vehículo, por una carretera estatal de Carolina del norte, cuando le dio el alto la policía desde el coche, los agentes policiales, le habían hecho detenerse porque tenía un fallo en las luces traseras. Éstos policías le pidieron la documentación y tras investigar su identidad, pesaba sobre él una orden de detención por no haber devuelto a un videoclub la película alquilada ‘Freddy el colgao’ en VHS, en año dos mil dos.

Anuncios
Anuncios

Los agentes policiales lo llevaron a la comisaria, después de que pudiera dejar a su hija en la guardería, y pudiera encontrar una niñera la cual se hiciera cargo de la niña al final del día para que no estuviera sola. James no se creía lo que estaba pasando y estaba muy cabreado, dice que los “agentes de la policía están para detener a traficantes de drogas”.

Después de su declaración, los agentes de Concord lo han acusado de un delito menor por no devolver una propiedad contratada, y ha sido trasladado a la cárcel del condado de Cabarrus, donde lo han dejado suelto, y en el próximo mes se tendrá que presentar a un juicio por esta causa.

James dice que no sabe dónde está la cinta alquilada, y que ni siquiera si llegó a verla. El director de dicha película, Tom Green, ha intentado localizarlo para hablar con él y poder darle ánimos por tan extraña situación.

Anuncios

Pregunta: ¿No parece insólito que después de catorce años, por no devolver una película este hombre tenga que ser detenido y juzgado? esto no prescribe ¿por qué hay delitos muchísimo más graves que en cinco años han prescrito, y a este pobre hombre le caiga una pena de cárcel por algo que ni se acuerda de donde puede estar esta cinta de video? esperemos que este suceso solo sea un recuerdo un poco amargo, pero que quede como una anécdota. #Coches