En los últimos 2 años han aparecido muertos una sesentena de gatos en su mayoría al sur de Londres. La asociación PETA ofrece 6.500 € como recompensa para el que pueda ofrecer información y Scotland Yard ya se ha puesto manos a la obra abriendo una investigación sobre este caso.

Missy es la última gata que ha aparecido con el rabo cortado además de ser decapitada, hay otros como Oscar que también fue decapitado, Amber que apareció igual que Missy pero además le habían extraído las pezuñas, o  Ukiyo al que encontraron cerca de la casa de sus propietarios destripado, con la barriga en canal. Así hasta llegar a la cifra de 60 felinos ya encontrados sin vida.

Anuncios
Anuncios

Al destripador misterioso  ya se le ha puesto el sobrenombre de ”The Croydon Cat Ripper”, en estas últimas semanas su zona de acción se ha extendido al norte de Londres, incluso la RSPCA una de las asociaciones que protegen a los #Animales ha optado por la colaboración de los ciudadanos para poder detectar algún nuevo caso en esta oleada de violencia “felina”. Que confía en obtener más aclaraciones una vez hechas las autopsias de los animales. Esta situación mantiene aterrorizados a sus propietarios.

Un miembro del grupo SNARL, (south Norwood Animal Rescue and Liberty) Tony Jenkins, ha iniciado una investigación por cuenta propia y va rápido al lugar donde pueda haberse producido un caso nuevo, declaro que con el interés de que un forense examinara los cuerpos de estos felinos, y poder aclarar si sus muertes tienen conexión, ha tenido en el maletero de su vehículo a hasta 4 felinos y descuartizados.

Anuncios

Aunque la policía londinense insistía en otoño, en que estos felinos posiblemente pudieron ser atropellados la SNARL, ha encontrados signos inquietantes.

En algunos casos han devuelto a sus dueños el felino descuartizado dejándolo en el jardín de su propia casa, otros tenían signos que sugieren haber sido atropellados antes de ser decapitados, limpiamente con un cuchillo profesional.

Jenkins explica que no saben si podría actuar una sola persona o ser en grupo o podía haber imitadores otra de las hipótesis es que el responsable de estos actos fuese repartidor o taxista que explicaría los sucesos en diferentes puntos de la ciudad.