El ataque terrorista del pasado domingo en Pakistán ha dejado al menos 72 personas fallecidas. Según informa el periódico local The Express Tribuna, 29 de las víctimas mortales son niños y los heridos ascienden a 233. Los primeros informes sobre lo acontecido indicaban que, la cifra de heridos supera los 350, cantidad que se ha corregido con el paso de las horas.

Los investigadores creen que el objetivo no era la comunidad cristiana, como se creyó en un primer momento, porque Gulshan-e-Iqbal Park (donde ocurrió el ataque) es uno de los sitios más concurridos de la localidad. El agente de policía, Haider Ashraf, que intervino en la tragedia del domingo, confirmó que la mayoría de las víctimas son musulmanes, solo 10 fallecidos son cristianos.

Anuncios
Anuncios

Por el tipo de explosivo utilizado, una gran parte de los heridos se encuentra en estado crítico, médicos del hospital al que fueron llevadas las víctimas sostienen que con el correr de los días, la cantidad de muertos aumentará.

Unas horas después del ataque, la organización Jamaat ul Ahrar, se atribuyó los hechos que dejaron al país sumido en el dolor y la indignación. Ha sido el de mayor magnitud, después del atentado de 2014 en la escuela de Peshawar, donde murieron 125 estudiantes.

Jamaat ul Ahrar, al reivindicar los sucesos de Lahore, remarcó mediante su portavoz, Ehsanullah Ehsan, que el mismo iba dirigido a los cristianos que celebraban la Pascua. Además, en declaraciones al mismo periódico antes mencionado, anunciaron sus intenciones de atacar al Primer Ministro y los miembros de su partido.

Anuncios

“Era una ocasión que estábamos esperando” manifestó el portavoz, y lo incluyó en un plan de ataque que comenzó este año y que tiene más objetivos claves.

Jamaat ul Ahrar, es un grupo talibán creado hace aproximadamente 2 años, coincidiendo con las medidas implementadas por el gobierno de Pakistán, con las que se pretendía impedir los suministros de armas del yihadismo en la frontera con Afganistán, su objetivo principal es que se aplique la Ley Islámica en la región.

Desde el 2014, año en el que originó Jamaat ul Ahrar han cometido al menos 6 ataques, incluido el del domingo en Lahore. Tres de estos actos fueron cometidos durante el mes de noviembre del 2014, el 15 de marzo del año pasado bombardearon dos iglesias de Lahore en los que fallecieron 15 personas. A comienzos de marzo, se adjudicó un ataque en el que murieron 16 personas.

El New York Time manifiesta que el líder de esta organización terrorista sería Omar Khalid Khorasani, con fuertes lazos y conexiones con Al Qaeda que permitirían, incluso, su financiación.

Anuncios

Muhammad Yousaf Farid, el hombre que el domingo se habría inmolado en un parque de Lahore, tenía 28 años y residía en Muzaffargarh. Según se cree, durante los últimos 8 años, Muhammad Yousaf habría estado estudiando y trabajando como maestro en una escuela religiosa. Pese a que llevaba más de 2 meses sin tener contacto con su familia, 4 de sus hermanos y un tío han sido detenidos para ser interrogados.

El gobierno pakistaní ha decretado 3 días de luto. #Terrorismo #Estado Islámico