El protagonista de esta historia es un funcionario chipriota el cual no estaba de acuerdo con la función que hacía en la empresa. Se ha denunciado a sí mismo por “no hacer nada”. Dice que es un hombre honrado que sólo quiere hacer un #Trabajo honrado.

Marios Dhrousiotis, el protagonista de esta historia, ha presentado una queja al presidente de Chipre, una queja sobre él mismo, sobre su trabajo en la empresa. Esta queja es la que se ha hecho pública, ya que nunca antes se había visto algo así.

Marios dice que en su puesto de trabajo no hace nada y que cobra cinco mil euros al mes, una cantidad exquisita que muchas personas ya querrían.

Anuncios
Anuncios

Por la información que se ha hecho pública, Marios trabaja en uno de los tantos departamentos del Ministerio de Energía, es por ello que él dice que no comprende porque le pagan tal cantidad de dinero mensualmente. Según ha explicado, sólo tiene que ir controlando que todas las personas lleguen a tiempo a sus respectivos puestos de trabajo y a firmar bajas.

Dhrousiotis está indignado porque dice que el estado se ahorraría mucho dinero si le dejasen trabajar desde casa, en vez de tener que ir a la oficina. Según sus declaraciones en el escrito, haciendo esto no habría tanto gasto de calefacción e iluminación, es decir, gastos generales en una oficina, y por lo tanto la empresa y el estado se ahorrarían mucho dinero.

En dicho escrito también dice que “es inaceptable que le impidan a un empleado trabajar de forma honrada”.

Anuncios

Una de sus quejas también es que, cuando le contrataron para ponerse al frente del departamento, le aseguraron que la labor que desempeñaría allí era de “vital importancia para el ministerio y la economía del país en general”. Según Marios, esa promesa no se ha cumplido y es por ello que ha hecho el escrito, porque cree que está cobrando por no hacer nada y quiere ser un trabajador honrado.

No se sabe cómo acabará esta historia ya que Nikos Anastasiadis, el presidente de Chipre, aún no ha hecho ninguna declaración al respecto.