La carrera a las nominaciones tanto del Partido Republicano como del Partido Demócrata está siendo apasionante, y de las más disputadas que se conocen en los últimos tiempos, haciendo que muchos ciudadanos se estén enganchando al proceso, mostrándose mucho interés en todo lo que lo rodea.

 Por el lado Demócrata, tras un primer momento de dudas, ya parece que el camino se le allana a Hillary Clinton, sobre todos tras los resultados de las últimas semanas, aunque Sanders aún no ha tirado la toalla y promete presentar una seria batalla hasta el final; ha sorprendido a todos los analistas el buen hacer y la campaña tan inteligente de este veterano senador.

Anuncios
Anuncios

Por el lado republicano, la pugna es todavía más interesante. La irrupción de Trump ha dado mucha salsa y picante a las nominaciones. En un primer momento nadie pensaba que con el tono provocador de sus declaraciones, realmente pudiera llegar a calar en el electorado, pero el magnate se ha superado asimismo, y esté siendo el líder más valorado hasta ahora, con ya serias aspiraciones a representar al partido, y porque no, ganar las #Elecciones y convertirse en el próximo presidente americano. De hecho, ha habido movimiento en el interior del partido, para frenar a este terremoto, como lo demuestra la salida en tromba del propio Romney, tachando a Donald Trump de fraude y de que si llegara a la presidencia llevaría al país al desastre y la bancarrota. Ted Cruz es el segundo en discordia, que intentará acercarse en las próximas citas.

Anuncios

Rubio se lo juega todo en Florida, y Kasich se encuentra inasequible al desaliento.

El próximo 15 de marzo es otro supermartes, ya que se votará en Florida, Illinois, Missouri, Carolina del Norte y Ohio, y será clave para Rubio, que o bien la catapultará o bien le hará desistir por esta vez de la intención de convertirse en presidente. Trump, si consigue salir airoso de este envite habrá dado un paso de gigante, y le hará ya casi imbatible, y eso lo sabe Cruz, que echará toda la carne en el asador en estos comicios.

Después de esta trascendental cita, quedarían las elecciones del 22 de diciembre también en martes en los Estados de Arizona, Idaho (sólo partido demócrata) y Utah; del 26 del mismo mes (sólo el Partido Demócrata) en los Estados de Alaska, Hawaii y Washington ; del 5 de abril en Wisconsin; del 9 de abril en Wyoming (Sólo el Partido Demócrata);  del 19 de abril en New York;  el supermartes del 26 de abril (ya casi decisivo para los dos bandos) en los Estados de Conneticut, Delaware, Maryland, Pennsilvanya y Rhode Island;  del 3 de mayo en Indiana; del 10 de Mayo en Nebraska (sólo el Partido Republicano) y West Virginia; del 17 de mayo en Kentucky (sólo el Partido Demócrata) y Oregón; del  24 de mayo en Washington (sólo el Partido Republicano);  5 de junio en Puerto Rico (sólo el Partido Demócrata);  el supermartes y casi definitivo del  7 de junio en los Estados de California, Montana, New Yersey, Nuevo Mexico, Dakota del Norte (sólo el Partido Demócrata), y Dakota del Sur; y finalmente las elecciones del 14 de junio en el Distito de Columbia sólo para los demócratas.

Anuncios

 Una vez terminadas las primarias, se celebran las Convenciones Nacionales de ambos partidos (por el lado Republicano el 18 de julio y por el Demócrata el 25 de julio), para que cada uno de los Delegados elegidos en los diferentes Estados voten al candidato, y comience el camino a las elecciones presidenciales que se celebrarán el 8 de noviembre.

  #Estados Unidos #Poder