El “#Estado Islámico” ha puesto en marcha sus redes para la captación de nuevos individuos que podrían constituir una célula fija del grupo en nuestro país. Según el Ministerio del Interior, la creación de un grupo fijo en nuestro país haría que España fuese mucho más vulnerable, y concentra todos sus esfuerzos en evitar la formación y captación de estos nuevos elementos que podrían reforzar la actividad del #Terrorismo en suelo español. De ahí el hecho de que nuestros Grupos y Fuerzas de Seguridad del Estado, coordinados por la Comisaría General de Información, estén preparando nuevas detenciones contra estos radicales, evitando así que continúen reclutando a nuevos “soldados” yihadistas.

Anuncios
Anuncios

Se sabe que las principales vías de reclutamiento de individuos por parte del terrorismo yihadista están centradas, principalmente, en las ciudades de Madrid, Barcelona, Ceuta y Melilla, según información recogida de “elconfidencialdigital.com”.

De tener éxito estas operaciones antiterroristas el Ministerio del Interior afirma que España quedaría menos indefensa que, por ejemplo, Francia y Bélgica, en cuyos territorios el ISIS ya cuenta con grupos operativos provistos de armamento. Al parecer, fuentes procedentes de altos mandos policiales confirman el hecho de que los servicios antiterroristas nacionales ya manejan informes en los que se detallan las intenciones del Estado Islámico de formar la infraestructura necesaria para poder perpetrar atentados terroristas en nuestro país.

Anuncios

Estas células fijas, según se ha comprobado, están compuestas principalmente por individuos “europeos de segunda generación”, reclutados principalmente a través de #Internet o excombatientes de Siria.

Hasta la fecha el ISIS no ha tenido demasiado éxito en sus intentos de captación de “soldados” en España, aunque tampoco conviene subestimar ese dato, habida cuenta de que tan sólo un pequeño grupo de tres a cinco individuos, por ejemplo, podría llegar a causar una auténtica masacre, como tristemente se ha comprobado durante las últimas jornadas. La Policía cuenta en sus archivos con un número superior a tres mil individuos radicales, y conoce el caso de otros 140 ciudadanos españoles que en su día acudieron a Irak y Siria como combatientes. Cifras muy inferiores alas de países como Francia, Italia o Bélgica, pero muy a tener en cuenta, pues muchos de los que luego regresaron, ya radicalizados, han sido los responsables en estos países de materializar la creación de las células que operan en la actualidad en territorio europeo, por lo que deberíamos permanecer alerta a la hora de identificar a los combatientes que regresan a suelo español.

Cabe destacar, a este respecto, que los altos mandos de los Grupos y Fuerzas de Seguridad del Estado dan muchísima importancia en este sentido a la colaboración ciudadana que, en muchas ocasiones, resulta de vital importancia para impedir mayores desgracias.