Aunque pueda parecer difícil de creer, son infinitas las ocasiones en las que la realidad supera a la ficción y, en todas las ocasiones que sucede, solemos verlo como algo trágico, inconcebible. Son tantas las historias que nos dejan atónitos, tantas en las que lamentablemente se pierden vidas inocentes. Historias donde los acontecimientos son inadmisibles, y nos hacen pensar. Como la que mencionamos a continuación, la cual está conmocionando y enojando por diferentes rincones del mundo.

La protagonista de la que hoy hablamos, es una enfermera de nacionalidad italiana, la cual ha sido detenida mediante acusación esta noche, por los presuntos asesinatos de 13 pacientes que se encontraban ingresados en tan sólo un año entre 2014 – 2015 en el hospital civil de Piombino, población ubicada en la Toscana.

Anuncios
Anuncios

La información que ha sido otorgada por una agencia llamada Ansa, ha confirmado datos de la acusada, tratándose de ser una #Mujer de no más de 55 años, con residencia permanente en la Toscana desde los pasados años 80.

Dicha enfermera ha sido la presunta encargada de acabar con la vida de los 13 pacientes, cuyas edades ya eran elevadas, pues se dicen que ya entraban en la tercera edad. Y la forma utilizada para llevar a cabo dichos asesinatos había sido llevada mediante las vías de goteo, inyectándoles directamente amplias dosis de droga.

Varios periódicos de la localidad han identificado que la mujer responde al nombre de Fausta Bonino.

La policía del lugar explicó que las víctimas padecían diferentes patologías. Y que, a pesar de ser personas de elevada edad, la enfermera no había escogido a personas terminales, sino que, las escogía de forma aleatoria.

Anuncios

 

Antes de fallecer, cada víctima había sido previamente atendidos en cuidados intensivos además de pasar por las unidades de anestesia. También las autoridades comentaron concluyendo su explicación que, la presunta se encontraba vigilada desde hacía meses y que, la misma había utilizado videocámaras intencionadamente ocultas.

Cuando detectaron el número tan notable de fallecidos, fue el propio hospital el que decidió abrir una investigación además de que ya tenía sospechas contra la enfermera de la que hablamos. Según informan diferentes medios de comunicación la enfermera suministró mediante vía sanguínea, algunas inyecciones y/o medicamentos que no estaban dentro del tratamiento de los pacientes ‘’sustancias que causaron síntomas adversos’’, los cuales probablemente pudieron ocasionar la muerte de los mismos.

Diferentes informativos internacionales, así como de la propia localidad, informaron de dichos sucesos, llegando días después de que ya hayan condenado previamente a otra mujer que responde al nombre de Daniele Poggiali, la cual también es enfermera y quien ha sido condenada a cadena perpetua por el asesinato propiciado a base de inyecciones intravenosas con cloruro de potasio a un hombre de 78 años de edad. #Vejez