Ha empezado el juicio por el atentado contra la basílica del Pilar de Zaragoza con una bomba, los presuntos autores del ataque son chilenos y anarquistas, dicen que ellos no han sido, el juicio se está celebrando en Sección Cuarta de la Audiencia Nacional, Francisco Javier Solar y Mónica Caballero, niegan cualquier tipo de contacto con armas ni explosivos, ni en Chile ni en España, ni su pertenencia a banda armada ni terrorista y también su ideología anarquista.

Francisco y Mónica vinieron a España en 2012, después de haberse celebrado un juicio en chile, del cual salieron absueltos allí fueron juzgados por el caso Bombas, que se vinieron a España por el acoso mediático y policial y que por eso huyeron de su país.

Anuncios
Anuncios

La bomba estaba hecha con 2 kilos de pólvora y una bombona de gas, al estallar hirió a una mujer en el oído, en ese mismo instante dentro había 4 trabajadores y 50 norteamericanos visitándola con su guía, y se produjeron muchísimos daños a las esculturas bancos y demás, total de estos daños ciento ochenta idos mil seis cientos euros.

Antes de que estallara la bomba se produjo una llamada a un centro de estética de al lado, los trabajadores no le pusieron interés porque creían que era una broma y no advirtieron a la policía.

Francisco y Mónica solo han respondido a las preguntas de sus abogados, en el sumario hay imágenes de cámaras y documentos de escritos por él, de insurrección y lucha revolucionaria, y han negado que la letra fuese suya y no se reconoce en las grabaciones, los dos sí que han hablado de las bases teóricas del anarquismo.

Anuncios

Ángela Murillo, presidenta del tribunal les ha mandado callar diciéndoles “Mítines aquí no, aquí no” para los dos presuntos acusados la fiscalía pide 44 años de cárcel, por lesiones terroristas, estragos terroristas, conspiración para cometer otros delito de estragos y pertenencia a organización terrorista.

Cuando llegaron al tribunal en Madrid, escoltados por el furgón de la prisión, la gente (simpatizante) les recibió con gritos de ánimo y silbidos. #Terrorismo