Según ha dicho Eduardo Luque analista internacional para Hispan TV, el panorama mundial nos presenta a " EEUU  como una potencia declinante, que intenta mantener su #Poder frente al resto de las naciones , como lo hizo al finalizar  la Segunda Guerra Mundial y después del lanzamiento de las bombas atómicas sobre Nagasaki e Hiroshima , frente a una potencia que está creciendo, ganándole espacio geopolítico a marchas forzadas como es China... esto da lugar a una gran rivalidad que se irá acentuando en los próximos años y meses". China y EEUU mantiene dos importantes frentes de tensión, que a pesar de los esfuerzos diplomáticos no se resuelven.

Anuncios
Anuncios

Uno de ellos es el espionaje cibernético y el otro más ostensible y conocido por estos días, camina sobre las aguas del Pacifico alrededor del dominio de las islas del Mar Meridional, configurando una excusa para lo que en realidad es una  puja por la hegemonía mundial. Mijaíl Alexandrov experto internacional, sostiene que EEUU " se distrajo" enviando sus fuerzas de combate  a Europa, Siria, Turquía y Ucrania, mientras Pekín se hacía fuerte en el Mar Meridional, siendo en este momento muy incierta la posibilidad de ganarle el duelo al gigante asiático.

No solo este conflicto bilateral amenaza la posición global de  EE UU, sino que además las crecientes relaciones de Rusia con los países árabes en las que no influyen las diferencias religiosas, afianzan alianzas económicas relacionadas con la producción y comercialización del petróleo, dejarán fuera al conflictivo país norteamericano cultor de " la guerra perpetua para la paz perpetua".

Anuncios

Tal vez Medio Oriente ha llegado a un punto crítico en cuanto a la tolerancia referida a  las múltiples guerras coloniales que se desarrollan en su fatigado territorio. Esta alianza deberá ocuparse de las relaciones comerciales con la Unión Europea y China.

Durante el pasado año la reunión de los BRICS y OCS, han demostrado que estos países, buscan un nuevo orden económico mundial. Sus integrantes se ven como futuras potencias económicas, aunque las últimas actuaciones ponen duramente  a prueba su futuro relevante.

Según Alexandrov:"Estamos viendo una redistribución de fuerzas en el mundo. Crece el poder de centros independientes como Rusia, China, la India, Irán y Brasil. EE.UU. ya no puede controlar todo el planeta".

  #Estados Unidos #Globalización