Después de la nueva masacre de los terroristas de #Estado Islámico en Europa, ahora en Bruselas cinco meses después de Paris, vuelven a sentirse las voces clamando por que se acabe con tan repugnante forma de gobernar, conociendo las atrocidades que ellos cometen entre sus propias gentes, algo que no conocíamos cuando los nazis hasta que se supo de la existencia de los campos de concentración. Y no nos referimos a películas como “La lista de Schindler” de Steven Spielberg.

Vicent Partal, periodista valenciano, director del diario on line catalán Vilaweb, de línea editorial catalanista y soberanista, cuyos editoriales suelen ser muy claros y directos, reflexionando sobre la nueva matanza en la capital belga, tituló su editorial de las diez de la noche del martes “Cinco cosas sobre las que hemos de pensar si queremos que se detengan las bombas”, en el cual vienen algunos párrafos muy interesantes y certeros.

Anuncios
Anuncios

Divide su editorial en cinco puntos, para desgranar el porqué de lo que pasa y cómo cree que se solucionaría. Y el primero es el más claro: ir contra los wahabitas, versión radical del Islam que gobierna dictatorialmente en Arabia Saudí, país que tortura o ejecuta a quienes desafían su visión fanática. Un ejemplo que conocemos es la tortura, con cientos de latigazos, al bloguero Raif Badawi, por denunciar a través de la Red lo que de verdad pasa en su país.

“Hay que frenar el wahabismo y dar la vuelta a la permisividad intolerable de Occidente a Arabia Saudí. Es una práctica extremista de la Religión, que es la fuente ideológica de la que bebe todo extremista relacionado con el yihadismo. Evidentemente, la primera víctima es la población de Arabia Saudí y de las zonas controladas por este Movimiento. (…) La Religión no es ningún obstáculo. (…) Las mezquitas financiadas por este país son conflictivas, y esconder la cabeza bajo el ala, para no ver esta realidad, no ayuda a nada”.

Recuerda la actitud de Occidente con este país: “Todo se tolera por negocios, y muy especialmente con el del petróleo y las extrañas conexiones que ayuda a crear. El ejemplo de la sorprendente amistad de los Bush y los Bin Laden es de manual”.

Sugiere asumir como propio de Europa el Islam, “el moderado, un aliado de Europa, que no debemos acorralar si queremos cerrar el paso al wahabismo. (…) En Europa viven 50 millones de musulmanes, un 7 % de la población europea. La inmensa mayoría, o son laicos, o hacen un uso de la Religión tan relajado como los cristianos”.

Después pasa a los graves problemas sociales que marginan a los musulmanes moderados y les lleva al yihadismo.

Anuncios

Culpa de ello a la austeridad europea, que ha arruinado a miles de familias, musulmanas o cristianas, y les lleva a “adherirse de manera desesperada a Estado Islámico o grupos parecidos”. Y ve muy peligrosa “la apología de la seguridad a cualquier precio”: “La eficacia de la Policía para plantar cara [a los yihadistas] es cuestionada por que parece que no sepa bien lo que pasa”.

Anima a recuperar la ética en la Política, recordando errores como cuando en Argelia se anularon unas elecciones por que ganaron los Hermanos Musulmanes, grupo islamista que hoy parecerían monjes franciscanos ante Estado Islámico. También lo del tratado de paz entre Israel y Palestina que se viola continuamente, lo del 11-S por que Arabia Saudí y Pakistán eran los culpables, incluso lo de los refugiados… Un gran editorial que animamos a leer, y quienes no entiendan el catalán, hay traducciones automáticas en Internet. #Unión Europea #Terrorismo