Aunque todavía no ha sido posible precisar el origen y nacionalidad de las aeronaves militares que han protagonizado el ataque, la “SANA” (Agencia oficial de #Siria) ha informado hoy de la destrucción, fruto de un ataque aéreo, del cuartel general del grupo terrorista autodenominado “#Estado Islámicoen la población de Palmira (Siria) y de la destrucción de la base de “El Frente Al Nusra”, importante bastión de “Al Qaeda” en el lugar. En este segundo ataque, en particular, habrían participado efectivos aéreos del Ejército del Aire sirio, según “SANA”, y se baraja también la posibilidad de que el gobernador de Raqqa, Alí Musa al Shawaj, hubiese fenecido también durante la ofensiva.

Anuncios
Anuncios

Se estima que como resultado de estos ataques las tropas sirias habrían podido avanzar aproximadamente dos kilómetros en dirección a Palmira. Y no se trataría de las únicas acciones terrestres a destacar, pues según las informaciones proporcionadas por “SANA”, también se habrían producido progresos en lugares como Alepo, Latakia, Deir al Zor y Raqqa, dejando un reguero de bajas entre las filas del #Terrorismo de los radicales yihadistas.

El rescate de Palmira podría significar un paso importante que, probablemente, introduciría cambios significativos en la guerra, según la opinión de los analistas militares sirios, pudiendo despejar el camino directamente hacia el baluarte de los terroristas radicales, en Raqqa; un hito de vital importancia dado que significaría la inutilización de una de las principales arterias de abastecimiento de los yihadistas, y acabaría por destruir el estado de bloqueo en que se encuentra la ciudad de Deir al Zor.

Anuncios

Por lo que respecta a la zona este, cerca del aeropuerto de Deir al Zor, se han registrado enfrentamientos de marcada intensidad, llegando a evitar, las tropas gubernamentales, un posible atentado que habría sido perpetrado en las zonas de Al Sinaa y Hrabish. Ha habido enfrentamientos de seguidores del “Estado Islámico” contra unidades del ejército, llegando, dos de ellos, a materializar su inmolación mediante la utilización de los ya clásicos cinturones cargados de explosivos, continuando con las informaciones proporcionadas por la agencia oficial siria.