Corea del Norte ha amenazado a #Estados Unidos y Corea del Sur con ataques nucleares como reacción a un despliegue nunca antes visto de maniobras militares comenzadas hoy entre los dos países.

Las maniobras "Foal Eagle" y el entrenamiento de comandos "Key Resolve" son eventos anuales que suelen generar tensión pero no por ello, como ha asegurado el conjunto de tropas de Corea del Sur, tienen como fin preparar un ataque

Esto que ha ocurrido en esta ocasión no es infrecuente, según afirman los expertos, y dudan de la capacidad norcoreana en cuanto a poner cabezas nucleares en sus misiles. 

Corea del Norte asegura que ve estas acciones anuales de Estados Unidos y Corea del Sur como un ensayo para la invasión. El año pasado, sin ir más lejos, amenazó con convertir Washington en un "mar de fuego".

Anuncios
Anuncios

"Vamos a lanzar una ofensiva total para contrarrestar de manera decisiva las maniobras de guerra nucleares de Estados Unidos", anunció el canal de noticias estatal KRT acerca de los últimos ejercicios.

Aproximadamente 17.000 fuerzas de Estados Unidos están participando en los ejercicios militares, junto con alrededor de 300.000 soldados surcoreanos, aumentos significativos con respecto a las cifras que se registraron en 2015. 

A pesar de comenzar el mismo día, el entrenamiento de comandos "Key Resolve" simulado por ordenador termina el 18 de marzo, mientras que las maniobras "Foal Eagle" centradas en ejercicios de campo se prolonga hasta el 30 de abril.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur ha advertido a Pyongyang en contra de cualquier "acto que atraiga la destrucción". "Si Corea del Norte ignora nuestra advertencia y hace cualquier tipo de provocación, nuestros militares actuarán con firmeza y responderán sin piedad", afirmó Moon Sang-Gyun, portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano. 

El canciller de Japón, Fumio Kishida, también exigió a los norcoreanos que actuara con moderación.

Anuncios

"El desarrollo de las armas nucleares es absolutamente inaceptable. Vamos a coordinarnos con la comunidad internacional para exigir que Corea del Norte actúen con moderación, y cumpla con las diversas resoluciones, incluyendo la de las conversaciones a seis bandas", dijo Fumio Kishida. Aunque la agencia de noticias surcoreana Yonhap, citando fuentes militares, ha informado que los ejercicios incluirán entrenamiento para ataques de precisión sobre Corea del Norte y sus instalaciones nucleares y de misiles.

Estos últimos ejercicios ocurren sólo días después de que la ONU aprobara nuevas sanciones contra Corea del Norte tras su reciente lanzamiento de pruebas nuclear y cohetes. El sábado, Filipinas incautaba un buque de carga de Corea del Norte. Un portavoz presidencial dijo que la tripulación sería deportada y el buque sujeto a una inspección ordenada por la ONU. Corea del Norte respondió a las sanciones diciendo que estaba preparando las armas nucleares para su uso "preventivo".