Se ha reanudado el juicio sobre la filtración de documentos secretos en el #Vaticano, conocido como Vatileaks 2 (recordemos que el Vaticano ya vivió su primer Vatileaks, germen de la renuncia del anterior Papa, Benedicto XVI). El juicio comenzó en noviembre del año pasado, hace ya casi seis meses. Quedó aplazado en noviembre, después en diciembre y finalmente han vuelto las audiencias y los interrogatorios a los imputados. 

Entre los imputados, el principal de los acusados es el sacerdote español Lucio Vallejo Balda, el primero en declarar después de que se retomara el proceso judicial. Ante las preguntas del fiscal vaticano, reconoció que filtró documentos secretos pero dijo que siempre lo hizo presionado.

Anuncios
Anuncios

La que lo presionaba era, según dijo, la relaciones públicas italiana Francesca Chaouqui, también imputada y que declarará en los próximos días. 

Hablarán también los dos periodistas que publicaron en sus libros la información filtrada, Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi. 

Los interrogatorios han comenzado y la historia se vuelve cada día más turbulenta, con presiones, amoríos, chantajes y corruptelas. 

Milán, capital de la moda mundial

El Papa Francisco pide a los políticos que se unan para apoyar a los refugiados #Corrupción