Ana Núñez-Milara es corresponsal de los informativos de Telecinco en Bruselas. Desde allí relata cómo ha sido la vuelta a la cotidianeidad de la sociedad belga y los motivos por los que el Primer Ministro no aceptó las renuncias del Ministro del Interior y del de Justicia.

¿Esperaba un atentado en sus fronteras la sociedad belga?

Sin duda, Bruselas siempre ha estado en el punto de mira no sólo por tratarse del corazón europeo donde residen miles de expatriados de todas las capitales, sino porque en esta ciudad los yihadistas han encontrado un refugio perfecto aprovechando la enrevesada administración belga. Desde los atentados de París el pasado 13 de noviembre, Bruselas elevó por primera vez el nivel de alerta terrorista al máximo ante el riesgo inminente de atentado y la fiscalía lleva tiempo insinuando que una célula de yihadistas estaría preparada para asaltar la ciudad.

Anuncios
Anuncios

Así que la barbarie del martes, lamentablemente, no ha pillado por sorpresa a nadie; y ha provocado por supuesto el enfado de la gente ante la incapacidad de evitarlo pese a todos los indicios.

¿Por qué el Primer Ministro rechazó las renuncias de los ministros de Interior y Justicia?

Muy sencillo, porque el contexto actual no lo permite. El país está en guardia, con al menos un sospechoso que se habría dado a la fuga y no es el momento para cambiar dos carteras tan importantes. Eso sí, ambos deberán responder ante una comisión de investigación por la cadena de errores que han permitido a los terroristas perpetrar el atentado; por la descoordinación entre los distintos niveles de policía y administraciones, que llegaron a ignorar las alertas de Turquía sobre la peligrosidad de uno de los kamikazes.

Anuncios

¿Le puede traer consecuencias políticas esta decisión?

Por supuesto, la primera señal de que el gobierno se tambalea es el amago de dimisión de los dos ministros, pero la depuración debe llegar al fondo. Bélgica nació en 1830 como un país extremadamente descentralizado donde la comunicación entre las capas administrativas ha sido torpe, y no por ello está absuelto de su responsabilidad hacia Europa en la lucha contra el #Terrorismo. Así que a medida que avance la investigación podremos esperar que caigan nuevas piezas del puzzle.

¿Cómo ha sido la vuelta a la rutina de la sociedad en Bruselas?

La gente recupera la rutina en la medida de lo posible. Al día siguiente muchos no fueron a trabajar y aproximadamente un tercio de los padres no llevaron a sus hijos al colegio por miedo. Ahora, con los transportes funcionando con relativa calma (sólo permanecen cerradas unas pocas estaciones, incluida por supuesto la de Maelbeek) y con el sosiego que concede el tiempo, la sociedad ha vuelto a tener pulso y ha hecho frente al terror de la mejor manera que puede: saliendo a la calle para mostrar su repulsa a la barbarie.

Anuncios

El aeropuerto internacional de Zaventem reanudara los vueles el próximo martes y con medidas de seguridad reforzadas. Los demás aeródromos de Bélgica mantendrán, todavía, un intenso control policial y militar. #Unión Europea #Atentado en Bruselas