El juez federal Itagiba Catta Preta Neto  de #Brasil ha suspendido el nombramiento del expresidente Lula da Silva como ministro de Casa Civil en Brasil, ceremonia que se había que llevado a cabo desde el palacio de Planalto, en la sede de la presidencia del Brasil y mediante la cual el expresidente iba a convertirse en la mano derecha de la actual presidenta Dilma Rousseff con el nombramiento como Ministro de la Casa Civil.

 El juez federal de Brasil ha aplazado el nombramiento por considerarlo un posible daño a la libertad del poder judicial y con una equivocada intervención de la presidenta en asuntos propios del poder judicial.

El país ya se encuentra rodeado de mucha tensión política con algunos sucesos que se han presentado recientemente como la detención para ser interrogado al expresidente Lula Da Silva, por presunta complicidad con actos de #Corrupción, asi también como la grabación que dio a conocer el El juez federal Sergio Moro donde se le puede escuchar a la presidenta Dilma Rousseff conversando con el exmandatario.

Anuncios
Anuncios

Escuchando la cinta muchos concluyeron la intención que tenía la presidenta Rousseff de proteger a Lula da Silva de una posible detención futura.

El audio decía que Rousseff había enviado el documento a Lula da Silva que serviría para su protección, por si él lo llegase a necesitar.

Miles de brasileños se han lanzado a la calle en protesta y desacuerdo total al rápido nombramiento del expresidente y a la grabación que se ha divulgado que coloca en muy mala posición tanto a la presidenta como el ahora Ministro de la Casa Civil.

El pasado 10 de marzo la fiscalía mando prisión preventiva para Lula debido a la sospecha de un apartamento de lujo que presuntamente compró el expresidente mediante negocios oscuros.

La decisión del juez se debió a una petición expuesta por los partidos de la oposición, que alegaron que Lula aún se encuentra en investigación por presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, blanqueo de dinero y falsificación de documentos.

Anuncios