Un número indeterminado, aunque muy superior a las trescientas personas heridas de diverso pronóstico y sesenta y nueve muertos es el trágico balance con el que se salda, a día de hoy, otro terrible acto de #Terrorismo perpetrado por un suicida. Los hechos han tenido lugar hoy domingo en el parque infantil “Gulshan e Iqbal”, emplazado en Lahore, una ciudad de Pakistán, según información recogida por la agencia de noticias “Europa Press”. Alrededor de las 18’40 horas (en España las 15’40 horas) un terrorista suicida hacía estallar la carga explosiva que portaba, a muy poca distancia –tan sólo unos metros– de la zona en la que están situados los columpios, fuertemente concurridos por #Niños.

Anuncios
Anuncios

Según noticias provenientes de fuentes locales como servicios de emergencias y fuerzas de seguridad, la brutal explosión se produjo en la zona de los aparcamientos, muy cercana ésta a la citada área de recreo infantil.

Según las primeras observaciones realizadas por los investigadores, la poderosa explosión ha diseminado por el lugar multitud de rodamientos de metal, que cumplen la función de metralla. De este modo de operar se desprende que el objetivo de este atentado ha sido el de provocar la mayor cantidad de víctimas posible alcanzando, indistintamente, a ancianos, mujeres y niños, que conforman el grueso de las víctimas, todas ellas civiles. Se da la circunstancia, además, de que la zona del atentado se halla en el corazón de una destacada área residencial de la ciudad de Lahore.

Anuncios

Parece quedar bastante clara, pues, la intencionalidad del atentado terrorista.

Testigos del terrorismo

Según declaraciones de algunos testigos del atentado, en la zona no había presencia policial. Uno de ellos ha afirmado al diario “Dawn” que dicho parque es “un lugar enorme y tiene una gran cantidad de entradas. La presencia de seguridad era prácticamente nula”

Efectivos del Ejército y de las Fuerzas de Seguridad han acordonado la zona al poco tiempo de sucedidos los hechos, al tiempo que el número de víctimas iba aumentando con rapidez, mientras decenas de personas heridas eran trasladadas a toda prisa empleando cualquier medio de transporte, taxis y ambulancias, de las cuales se han llegado a contabilizar en la zona hasta veintitrés.

El #Gobierno de la región ha dado instrucciones para que la totalidad de los parques públicos sean cerrados, y ha decretado tres jornadas de luto. Las calles de la ciudad han quedado prácticamente desiertas, llegando a cerrarse, también, algunos centros comerciales.