La denominada "guerra santa", efectuada por los yihadistas, nos sorprende cada día con terroríficos sucesos desde diferentes lugares de todo el mundo en algo que ya se ha convertido en una guerra global.

En esta ocasión, los terroristas actuaron en Ben Guerdan (Túnez), infiltrándose en el país desde Libia. Al menos 45 personas fallecían en el ataque de los presuntos yihadistas, éste tuvo como objetivo una comisaría y un cuartel de la ciudad tunecina.

Los hechos acontecieron sobre las 04.00 hora local. Según el Ministerio del Interior de Túnez, 28 de los muertos serían los presuntos terroristas. A éstos, se añadirían 10 fallecidos miembros de las fuerzas de seguridad y otros 7 civiles.

Anuncios
Anuncios

Según fuentes médicas, entre los civiles se encontraría una niña de 12 años de edad. Seis de los atacantes fueron capturados tras el tiroteo.

Tras el incidente, las autoridades tunecinas decretaron el toque de queda en la ciudad desde las 19 hasta las 05 hora local. El gobierno de Túnez ha ordenado el cierre de Ras Jedir (principal paso fronterizo con Libia) y de los accesos hacia la isla de Yerba. Los Ministerios de Interior y de Defensa han aumentado el despliegue en la zona con helicópteros y vehículos militares.

Según las fuentes citadas anteriormente: "Los atacantes cruzaron la frontera en varios vehículos y usaron armas ligeras e incluso lanzagranadas clase RPG en el ataque".

Fuentes de Seguridad afirman que varios de los terroristas lograron hacerse con una ambulancia y huir hacia la próxima isla de Yerba.

Anuncios

Éste sería el segundo ataque de esta índole en apenas 5 días, ya que el pasado miércoles, las unidades especiales del país tuvieron que acabar con la vida de 5 presuntos yihadistas que se infiltraron tomando a una familia como rehén, apenas a 10 kilómetros de Ben Guerdan.

El desierto de la zona sur de Túnez es un lugar frecuentado habitualmente por yihadistas que pretenden incorporarse a la lucha armada en Libia.

La guerra que en un principio afectaba a una minoría de zonas, se ha convertido en una guerra global durante los últimos años. Esto es debido a la mejora de las redes sociales, que son utilizadas por las células yihadistas para reclutar nuevos miembros procedentes de cualquier punto del planeta. Las naciones tendrán que luchar y buscar soluciones a esta plaga cada vez más difícil de controlar. #Terrorismo #Estado Islámico