El fanatismo islámico vuelve a golpear una capital europea, en esta ocasión ha sido el aeropuerto de Bruselas y el metro. Al menos 11 muertos y 35 heridos confirmados en el aeropuerto y 10 fallecidos sin confirmar en el metro con múltiples heridos. Estos hechos han provocado que se paralice completamente el país y se eleve la alerta terrorista a 4, nivel máximo.

La primera explosión ocurría poco antes de las 8 de la mañana en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem (Bélgica), causando víctimas mortales y el cierre de las instalaciones con la pertinente cancelación de todos los vuelos de entrada y de salida.

Tan solo media hora después de la primera explosión, ha ocurrido otra en el metro de Bruselas, concretamente en la estación de Maelbeek, causando al menos 15 heridos.

Anuncios
Anuncios

La estación de metro, una de las más transitadas de la ciudad, se encuentra muy próxima a edificios oficiales europeos. Las primeras imágenes del metro son aterradoras, ya que las víctimas que se encontraban en la mitad del túnel, han tenido que ayudarse unos a otros a bajar de los trenes y a oscuras ir caminando hasta la estación por las vías del metro.

Por el momento, no quedan claras las circunstancias en las que se han producido ambas explosiones. Las autoridades están investigando la pista del terrorista y analizando palmo a palmo las destrozadas instalaciones en busca de huellas. Los testigos afirman que la explosión se ha producido en la línea de facturación de American Airlines, y a los pocos segundos ocurría otra.

Gritos en árabe

Todavía no se ha confirmado, pero varios testigos han declarado para medios belgas que escucharon gritos en árabe poco antes de las explosiones.

Anuncios

Debemos destacar, que estas detonaciones se producen tres días después de la detención en Bruselas del yihadista Salah Abdeslam, que consiguió huir de París tras los atentados de la ciudad el pasado 13 de noviembre que causó la muerte a 130 personas y cientos de heridos.

Tras los atentados de París, el país belga estuvo especialmente vigilado, ya que la cabeza de los atentados huyó la misma noche de las explosiones. Desde la fecha hasta hace tres días, no existían indicios ni noticias sobre el paradero del terrorista. O eso nos hicieron creer ya que, según ha confesado el ministro de Justicia Koen Geen, Salah Abdeslam estuvo localizado la noche de domingo al lunes pero no pudo ser detenido ya que en Bélgica están prohibidas las operaciones policiales desde las 21:00 hasta las 05:00 de la madrugada. #Terrorismo #Estado Islámico #Atentado en Bruselas