La idea de una Policía común ya ha sido activada con éxito, por ejemplo, en Europa, con la creación de “Europol”. Ahora, al parecer, es el turno del continente africano, que está decidido a impulsar la creación de un cuerpo policial homónimo al europeo tratando, mayormente, de dar una respuesta al vacío existente en este sentido hacia asuntos tan a la orden del día como, por ejemplo, en materia de #Terrorismo. En ese sentido, y según la opinión de algunos expertos consultados, podría “marcar la diferencia” en la pugna por acabar con el terrorismo, de acuerdo con lo publicado por “elconfidencial.com”. Y es que el caso argelino ya es, en sí, algo excepcional en ese contexto.

Anuncios
Anuncios

De su territorio ha salido un número inferior a los doscientos combatientes a la lucha en Irak o Siria en pro de los intereses del autodenominado “#Estado Islámico logrando, por añadidura, reprimir en la medida de lo posible el número de atentados terroristas en su territorio.

Materias problemáticas en terrorismo

Pero aún quedan aspectos que suponen, por el momento, un grave problema. Tal sería el caso de la libre circulación de terroristas del yihad que acceden al territorio a través de las fronteras del norte del continente africano, o del Sahel. Por esta y otras razones de importancia se ha trabajado intensamente en la creación de “Afripol”, bajo el auspicio de la UA (“Unión Africana”), en el contexto del cual trabajarían en estrecha colaboración prácticamente todos los cuerpos policiales del continente africano, tanto en materia de seguridad como en el necesario aporte e intercambio de información y reportes de inteligencia.

Se estima que “Afripol” estará constituida en principio por unos seis mil hombres, y contará con un total de veintiocho oficinas en Ben Aknoun.

Anuncios

Como estamento policial, trabajará activamente en materias como tráfico de drogas, armas ligeras y personas, así como en materias como los crímenes relacionados con #Internet y en temas de piratería.

Los estatutos de la nueva organización, que ya fueron firmados de manera preliminar en el año 2015, hacen también hincapié en cuestiones como las “redes de crimen transnacional”.

Se trata de una interesante iniciativa, teniendo en cuenta los datos arrojados por el “Ïndice Global de Terrorismo de 2015”: un número que rebasa las diez mil víctimas africanas de atentados a mano de Boko Haram o Al Qaeda. Tan sólo el primero de los mencionados cuenta en su haber un total de 6644 muertes en tan sólo un año, superando al Estado Islámico en lugares tan conflictivos como Siria o Irak.

Aunque participan en su creación prácticamente todos los países de África, cabe señalar la ausencia en el proyecto de Marruecos, un enclave primordial en materia de lucha antiterrorista.