Los medios nipones se hacen eco hoy de la noticia de una joven japonesa que después de estar dos años secuestrada ha conseguido escapar ayer domingo del captor.

La joven adolescente, de la que no ha trascendido el nombre, tiene en este momento 15 años, y los dos últimos estuvo retenida contra su voluntad en un piso en el mismo Tokio. La última vez que fue vista fue en el mes de marzo de 2014, en la puerta de su casa hablando con un joven.

Según le contó a la policía nipona ella misma, “aprovechó un despiste de su captor”. Éste salió del piso donde estaba retenida, pero olvidó cerrar la puerta con llave. Ella, sin pensarlo, salió a pedir ayuda a la calle.

Anuncios
Anuncios

Lo primero que hizo fue llamar por teléfono a su madre, y ésta le dijo que se pusiera en contacto con la policía nipona, que la encontró en una estación de metro, cerca del lugar del secuestro. Inmediatamente fue trasladada al hospital para efectuarle un examen médico, y pudo reunirse por fin con sus familiares.

Según detalla la Televisión nipona NHK. Su “presunto” captor se llama Kabu Terauchi, de 23 años de edad, fue detenido esta misma madrugada a 130 Km de Tokio, vagaba por las calles de Ito, lo encontraron ensangrentado por una autolesión en su cuello con un cúter, ahora está hospitalizado y más adelante pasará a disposición del juez.

Las autoridades niponas han sabido que el detenido secuestró a la joven mediante engaño, se le acerco con la excusa de que era un abogado que llevaba el caso de divorcio de sus padres, ella que no sabía nada del supuesto divorcio accedió a montar en su coche.

Anuncios

Poco después en el buzón de su casa, se encontró una nota de la adolescente en la que pedía que no la buscasen, pero la policía que llevaba el caso de su desaparición pidió ayuda ciudadana para dar con su paradero.

La joven en estos dos años ha estado retenida en dos pisos uno al este de Tokio en Chiba, y el segundo en uno de los barrios céntricos de Tokio, en nakano. La policía cree que en este último es donde ha estado la mayor parte de su secuestro, aunque se sabe que esporádicamente salió a la calle siempre bajo la vigilancia de su secuestrador.

De Terauchi se sabe que este mes se graduó en ingeniería en la universidad de Chiba y ha obtenido una licencia de vuelo de una escuela californiana.

El padre de la menor, en un comunicado, quiso transmitir la felicidad y el alivio que siente hoy, después de tan angustiosa y larga búsqueda, en él dice que solo quiere recuperar ese tiempo perdido y pasarlo con su pequeña. #Estados Unidos #Mujer