El fotógrafo australiano, Warren Richardson, gana el codiciado World Press Photo 2016 con una instantánea que muestra el drama de los refugiados, de la crisis europea de migración. Esta imagen en blanco y negro fue descrita por uno de los miembros del jurado como "inquietante".

La imagen, que muestra cómo un padre entrega a su bebé a unas manos que se encuentran al otro lado de la valla de alambres, venció a más de 80.000 competidores.

Richardson pasó seis meses el año pasado cubriendo la crisis migratoria y esta imagen corresponde a la noche del 28 de agosto de 2015, una noche muy tensa en la que los refugiados trataban de pasar de la localidad de Horgoš en Serbia a Röszke en Hungría, mientras la policía iba tras ellos.

Anuncios
Anuncios

"Había alrededor de 200 sirios escondidos tras los árboles en busca de una manera para conseguir atravesar la frontera", dijo. "Me quedé con ellos durante unas cuatro horas, jugando al ratón y al gato con la policía y siendo gaseados con gas pimienta. Recuerdo cómo gritaba la policía que si entraban en Hungría de forma ilegal ellos conseguirían arrestarles".

"Yo sabía que tenían que cruzar la frontera, por lo que tenía que estar en silencio como ellos. Tenía que seguir su código porque no quería romper sus reglas y ocasionarles daños".

Cuando se tomó la fotografía, dijo Richardson, había un flujo constante de personas corriendo hacia la valla para poder pasar por debajo de ella. "Fue todo muy rápido por lo que tumbado en el suelo tuve que poner el objetivo hacia arriba, mantenerlo a una cierta distancia y esperar a conseguir una foto decente entre esa oscuridad.

Anuncios

No podía utilizar el flash porque hubiera delatado su posición, así que la luz de la imagen es básicamente la luz de la luna".

Francis Kohn, presidente del World Press Photo, afirmó que la imagen tenía tal poder debido a su simplicidad y por el simbolismo de la alambrada. "Nos pareció que tenía todos los elementos para ver lo que estaba pasando con los refugiados y creo que aún así es una foto muy clásica, refiriéndome a la forma en la que se ha hecho, pero al mismo tiempo eterna".

Esta instantánea, además de ser el primer ganador del premio principal con una foto en blanco y negro desde 2009 con la imagen de Anthony Suau, se llevó también el primer premio en la categoría de Spot News.

Lo bonito de fotografiar a personas según Warren Richardson es que "todos tenemos algo que aprender y algo que dar ". #Arte