Las fotógrafas Isabel Muñoz y Concha Casajús, con la colaboración de la periodista congoleña Caddy Adzuba, exponen en Casa África de Las Palmas de Gran Canaria una muestra de fotografías de mujeres de la República democrática del Congo, a la que acompañan además una serie de testimonios de sus vidas.

Es el caso de Nadège, que tiene ocho años y lleva dos en el orfanato, tras haber sido acusada de brujería. Ella tuvo suerte pues lograron salvarla llevándola al orfanato.

O es la historia de Henriettre Kika, que cuenta como la violaron cinco rebeldes en el bosque. “Iba al campo, cuando llegué me tiraron al suelo y me violaron, estaba agotada, no podía hacer nada.

Anuncios
Anuncios

Mi marido intentó defenderme y los rebeldes lo mataron y lo descuartizaron. Después de violarme me dejaron bajo un árbol”, explica. La #Mujer, que tiene diez hijos, señala como se encuentra “inútil en la sociedad, olvidada y abandonada”.

Mayuma Byantabo, otra de estas mujeres, explica: “Tengo 46 años. Un día salimos al campo, los niños se quedaron en casa, yo volví sobre las 3. Vi que la casa comenzó a arder. Me atraparon y me violaron, yo ya sufría de pensar que mis hijos se habían quemado vivos en la casa y perdí el conocimiento”. Historias tremendas en las cuales ellas tienen claras las causas: “Es la guerra la que ha traído todo esto”.