Taiwán se preparaba una vez más para la llegada del Año Nuevo chino, que se celebra el día 8 de febrero. Pero todo se convertiría en horror desde la mañana del sábado, ya que cuando aún muchos estaban durmiendo, se produjo un #Terremoto de 6,4 grados en la escala de Ritcher. Éste afectaría en mayor medida a la zona sur de la isla, en Tainan.

Taiwán es un territorio muy cercano a la unión de dos placas tectónicas, lo que hace que sea proclive a sufrir temblores. Un ejemplo claro es el seísmo que se produjo en 1999, con una magnitud de 7,6 grados y que acabaría con la vida de más de 2400 personas.

Muertos y heridos

La catástrofe dejó a su paso 13 muertos, 475 heridos y más de 100 desaparecidos.Una de las muertes más trágicas ha sido la de una niña de apenas 10 días de vida.

Anuncios
Anuncios

La mayoría de estos fallecimientos fueron causa del desplome de un edificio de 17 plantas en Wei Guan. Se estima que existe una treintena de personas entre los escombros esperando a ser rescatadas. Las autoridades trabajan a destajo para solventar la situación, 220 personas ya fueron salvadas. El Ministerio de Defensa afirma haber movilizado un número aproximado de 800 militares para las operaciones de salvamento y rescate. 

La fuerza del seísmo fue tal que llegó a sentirse en Taipei, a 300 kilómetros de distancia. Otras consecuencias afectaron a numerosos hogares, se estima que 168.000 carecen de electricidad y 40.000 de agua, además el tren de alta velocidad ha interrumpido sus servicios.

Declaraciones

Una superviviente describió como los bomberos la sacaron de entre los escombros: "Los equipos de rescate fueron entrando (al edificio) capa por capa.

Anuncios

Nos pidieron que trepáramos pero les dije que mis niños son demasiado pequeños para eso. Así que cavaron un hoy más grande y un rescatista trepó y sacó a los niños. Después bajé yo, lentamente".

Una residente de la zona más afectada, Emma, declaró a la BBC lo siguiente: "Sentí el terremoto, fue terrible".

Ma Ying-jeou, presidente de Taiwán, relató a la prensa: "Se han preparado 1.200 camas en escuelas y otros lugares para albergar temporalmente a los damnificados".

Según el director de Sismología del Servicio Meteorológico isleño no se descarta que vuelva a repetirse una catástrofe similar próximamente: "Como la energía media anual de los seísmos de más de seis grados equivale a seis bombas atómicas y este sábado se han liberado dos, aún son probables más seísmos fuertes este año".

Declaraciones desgarradoras de los que vivieron el terremoto que nos muestran el caos vivido en Tainan. Lo cierto es que mucha gente que esperaba con felicidad el Año Nuevo Lunar no olvidará lo ocurrido, y no precisamente de una manera positiva. La naturaleza es caprichosa, y de vez en cuando nos sorprende con cosas increíbles. Otras ,como en este caso, nos asombra con su crueldad.